Hambre y agallas en India

No es fácil vivir en India, de eso eres consciente en cuanto pones un pie en cualquiera de sus superpobladas ciudades. Tu mentalidad occidental te impide ver más allá de las chabolas, de la gente hacinada, de la basura. Pero esa sensación dura tres días, tiempo en el que comienzan…

Hambre y agallas en India

No es fácil vivir en India, de eso eres consciente en cuanto pones un pie en cualquiera de sus superpobladas ciudades. Tu mentalidad occidental te impide ver más allá de las chabolas, de la gente hacinada, de la basura. Pero esa sensación dura tres días, tiempo en el que comienzan a germinar proyectos como Solidaridad como Meta.

Intocables en Jaipur (India)

Intocables en Jaipur (India)

Javier Seoane Vázquez estuvo cooperando en Anantapur, hace apenas unos meses, con la Fundación Vicente Ferrer. Allí coincidió con Pedro López Gejo, enfermero y aparejador, respectivamente. Ambos colaboraron como voluntarios y pudieron comprobar de primera mano cómo son y en qué condiciones viven los habitantes de un país que cuenta con más de 1.100 millones de personas de las cuales, y según Intermon Oxfam, 330 millones viven bajo el umbral de la pobreza, donde hay casi 2’5 veces más analfabetos que en el África subsahariana y el sistema de castas no ayuda precisamente a mejorar las condiciones de vida de los más desfavorecidos.

De vuelta, ni Javier ni Pedro dejaron que el tiempo y las comodidades borraran lo vivido y se pusieron manos a la obra. ¿Qué hacer? ¿Cómo continuar echando una mano desde Elx y Valencia? Ellos se dieron cuenta de la importancia que tiene en este país un pequeño gesto, del cambio de prioridades, y de ahí nació Solidaridad como meta. Un Organización No Gubernamental (ONG), en proyecto, que pretende financiar programas de ayuda a través de la realización de retos deportivos.

La recaudación del primer reto irá destinada a Semilla por el Cambio. Una ONG que asume como objetivo promover procesos de desarrollo que garanticen la igualdad entre las personas y mejorar, en concreto, las condiciones de vida de la infancia de la zona de chabolas de Sigra, en Varanasi. Una ciudad a orillas del Ganges situada en el estado de Uttar Pradesh (India.)

En este caso Javier se ha propuesto correr, durante cinco días, el trayecto del Camino de Santiago que une Astorga con Santiago de Compostela. Un total de 260 kilómetros que acometerá en una media de 52 kilómetros por etapa. Y lo hará de forma autosuficiente, es decir, sin equipo de apoyo y con una mochila. Saldrá de Astorga el 26 de septiembre para llegar a la Plaza del Obradoiro el 30 de este mes.

Vendiendo en un mercado de Puskar (India)

Vendiendo en un mercado de Puskar (India)

Gracias a este proyecto para el que Javier y Pedro han recaudado 600 euros, 70 niños de la zona de chabolas de Sigra recibirán tratamiento oftalmológico y odontológico. Es más, dado que superaron las previsiones de recaudación Solidaridad como meta se ha animado a participar en un nuevo programa destinado también a colaborar con Semilla por el Cambio. En este caso tiene como finalidad dar un almuerzo diario a 34 niños escolarizados de Sigra.

Se quiere asegurar de este modo un crecimiento equilibrado y saludable de los niños y niñas y completar la deficiente dieta que reciben en casa. Al mismo tiempo, el almuerzo diario sirve de incentivo para que las familias envíen a sus hijos a la escuela.

El objetivo inicial era conseguir los 1.200 euros, que cuesta mantener el proyecto durante 6 meses, pero en vista de la buena acogida que ha tenido se prevé que vuelvan a superar todos los pronósticos. En tal caso dicha cantidad se traducirá en una prolongación del mismo proyecto. Una pequeña ayuda para una gran causa.

Si quieres echar una mano puedes hacerlo a través de la web: www.deportistasolidarios.org O a través de tu banco, 2013 0756 01 0200595762 (Caixa Catalunya). Asunto: Javier Seoane, SpeC, nombre y apellidos. Las donaciones se destinarán íntegramente a los proyectos asociados.