Wikipedia pide ayuda para seguir libre

En enero de 2001 Jimmy Wales y Larry Sanger se propusieron iniciar una gran enciclopedia que permitiera aprovechar las ventajas que ofrecía internet para crear un compendio del saber mundial bajo contenido libre. Hoy, 11 años después, Wikipedia es el quinto sitio más visitado en la red. Y aunque resulte…

Wikipedia pide ayuda para seguir libre

En enero de 2001 Jimmy Wales y Larry Sanger se propusieron iniciar una gran enciclopedia que permitiera aprovechar las ventajas que ofrecía internet para crear un compendio del saber mundial bajo contenido libre. Hoy, 11 años después, Wikipedia es el quinto sitio más visitado en la red. Y aunque resulte difícil de creer, tiene problemas económicos para seguir siendo libre.

Sus cifras son astronómicas. 470 millones de personas diferentes al mes, visitan la enciclopedia on-line más popular del planeta. Esto se traduce en aproximadamente cuatro mil visitas por segundo. Pensando en términos económicos, Wikipedia sería el sueño de todo gestor publicitario para emplazar cualquier tipo de mensaje comercial. Sin embargo el único banner de publicidad que podemos encontrar en sus páginas es éste.

Wikipedia es una web que no genera absolutamente ningún tipo de beneficio. Es más, para poder mantener activos sus 679 servidores y pagar los salarios de sus 95 empleados, la Fundación Wikimedia (administradora de Wikipedia) debe recurrir a la caridad. ¿Pero a qué se debe esta situación? Su fundador Jimmy Wales lo deja bien claro cuando pide colaboración a la gente: «comerciar está bien. Poner publicidad no es algo malo. Pero no pertenece a este lugar. Cuando fundé Wikipedia, podría haberla convertido en una compañía con fines de lucro y con propaganda, pero decidí hacer algo diferente. Hemos trabajado duro durante estos años para mantenerla simple y precisa. Nosotros completamos nuestra misión, y le dejamos los desperdicios a los demás».

Simple y conciso. La libertad (entendida como libre acceso y distribución de sus contenidos) y la cooperación son las bases de este proyecto, que demuestra cómo en internet no todo se mide siempre bajo criterios económicos. Wikipedia es posible gracias a sus usuarios, que son los encargados de escribir y editar cada uno de los más de trecientos artículos nuevos que se crean al día. Pero sus 57.000 editores habituales no son los únicos comprometidos con este estilo de creación colectiva. El internauta medio es quién ha encumbrado esta obra de consulta gratuita y se encarga ahora de devolver el favor.

Los donantes de Wikipedia cuentan sus experiencias en Twitter a través del hastag #keepitfree.

Los donantes de Wikipedia cuentan sus experiencias en Twitter a través del hastag #keepitfree.

A través del hastag #keepitfree, en Twitter se puede leer las reacciones de todos aquellos que, después de hacer una donación a Wikipedia, han querido compartir su experiencia. Cada vez son más frecuentes en la red proyectos colaborativos y que se financian de manera parecida. El crowdfunding, por ejemplo, se basa en el mecenazgo a cambio de recibir una pequeña recompensa. En el caso de Wikipedia, la recompensa es fundamentalmente moral. La mayoría de los testimonios recogen la misma idea: ¿Si a diario Wikipedia me ayuda a entender el mundo, porqué no tendría que echarle una mano cuando es ella la que me necesita?

De esta manera la web cuando acaba el año, inicia su petición formal de ayuda que, atendiendo a los números, funciona y consigue su objetivo. En el pasado ejercicio la Fundación Wikimedia recaudó mediante este sistema 23,8 millones de dólares, una cantidad que este año pretenden incrementar en un 24% y esperan alcanzar la cifra de 29,5 millones. Una cantidad irrisoria, si tenemos en cuenta que, por ejemplo, Yahoo ingresa en solo tres meses más de mil millones de dólares.

Recurrir a la generosidad de las donaciones voluntarias es pesado y no genera ningún tipo de seguridad, pero se convierte en la única manera de garantizar la libertad del proyecto. Su fundador lo explica así: «hace diez años cuando comencé a hablarle a la gente de Wikipedia, algunos hombres de negocios estaban dudosos sobre la idea de que voluntarios de todo el mundo pudieran unirse para crear un compendio importante del conocimiento humano: todo por el sencillo propósito de compartir. Sin anuncios. Sin ánimo de lucro. Sin intenciones o intereses ocultos».