Los trazos apasionados de Paula Bonet

Es fácil pasear por el barrio valenciano de Ruzafa y toparse con la obra de Paula Bonet. Lo que es difícil es apartar la mirada de esos retratos evocadores, elaborados con trazos vivos donde no falta nunca el rojo y en los que Paula aúna sus dos grandes pasiones: las…

Los trazos apasionados de Paula Bonet

Es fácil pasear por el barrio valenciano de Ruzafa y toparse con la obra de Paula Bonet. Lo que es difícil es apartar la mirada de esos retratos evocadores, elaborados con trazos vivos donde no falta nunca el rojo y en los que Paula aúna sus dos grandes pasiones: las artes plásticas y la literatura.

Paula Bonet posando con una de sus ilustraciones. Foto: Ana Crespo.

Paula Bonet posando con una de sus ilustraciones. Foto de Ana Crespo.

«Me encantan J. M. Coetzee, Siri Hustvedt, Joan Margarit y muchos autores más», explica la artista, que vive rodeada de libros y es además profesora de lengua y literatura en un instituto. Una ocupación que ahora se plantea dejar para dedicarse exclusivamente a las numerosas propuestas que desde hace dos años no paran de hacerle creadores que quieren colaborar con ella, agencias de publicidad, particulares y galerías de arte.

Ilustración de Paula Bonet.

Ilustración de Paula Bonet.

Este mes ha inaugurado en la Sala Russafa de Valencia ‘Contes a quatre mans’, una muestra en la que hasta el próximo 15 de abril Paula Bonet y la también ilustradora Joana Santamans muestran su visión personal de cuentos infantiles populares a través de ilustraciones y de fragmentos de esos relatos. Además, Cream Espai Creatiu de Barcelona acoge hasta el día 6 de abril ‘La piel es frágil, dijo’, que toma su título de la novela ‘Todo cuanto amé’ de Siri Hustvedt y se centra en las marcas, visibles o invisibles, que nos va dejando la vida.

Aunque este éxito sea reciente y esté motivado en buena medida por la difusión de sus dibujos en blogs y redes sociales (en Facebook cuenta con cerca de cerca de 3.500 seguidores), Paula Bonet lleva toda la vida dibujando y pintando. Cuando era una niña, asistía a clases de pintura en Vila-real, donde nació hace 30 años. Su vocación la llevó a estudiar Bellas Artes en Valencia y a completar su formación en Chile, Estados Unidos e Italia. Hasta 2009, su obra estaba compuesta fundamentalmente por óleos, pero comenzó «un poco por casualidad» a hacer estas ilustraciones «más personales» que se han convertido en su seña de identidad.

Los dibujos, basados en fotografías y elaborados con tinta china, rotulador y acuarelas, surgen, según la autora, «por la necesidad de enviar unos mensajes que si pintaba en óleo llegaban al destinatario caducados, porque quería expresar algo muy concreto de forma veloz». Y la velocidad de Internet hizo el resto: en cinco meses desde que colgó su primer dibujo, una seguidora francesa la invitó a que realizara unas ilustraciones basadas en unos conciertos que se celebraron en la librería Shakespeare and Company de París. También recibió una llamada del programa de TV3 Bestiari Il.lustrat, que contribuyó todavía más a difundir su obra.

Lo que empezó como unos esbozos rápidos la ha llevado también a adentrarse en el mundo audiovisual. Ha realizado vídeos musicales animados para el grupo Senior i el cor brutal y para Néstor Mir. Además está negociando ilustrar un libro infantil con una editorial y se ha involucrado en proyectos más personales como una novela gráfica de género negro con guión de Mir. «No hago grandes proyecciones, quiero simplemente hacer las cosas bien», responde con una sonrisa cuando le preguntan dónde se ve dentro de unos años.