Arenal Sound: más música, menos caos

Emergió como el más joven festival valenciano y en dos ediciones juntó en la playa de Burriana buenos grupos y miles de personas. Pero ese fue su problema en 2011, cuando la infraestructura no aguantó tanto público. Este año la organización del Arenal Sound promete más medios y un cartel…

Arenal Sound: más música, menos caos

Emergió como el más joven festival valenciano y en dos ediciones juntó en la playa de Burriana buenos grupos y miles de personas. Pero ese fue su problema en 2011, cuando la infraestructura no aguantó tanto público. Este año la organización del Arenal Sound promete más medios y un cartel encabezado por Kaiser Chiefs, Cristal Fighters o Love of Lesbian.

Uno de los escenarios del festival en la misma playa de Burriana. Foto: Arenal Sound

Uno de los escenarios del festival, en la misma playa de Burriana. Foto: Arenal Sound.

Este es su tercer año de existencia pero sus números no tienen nada que envidiar a cualquiera de los clásicos del verano. En su anterior edición más de 168.000 personas pasaron por sus instalaciones, que hacen de su ubicación privilegiada junto al mar uno de sus mayores atractivos. De hecho, el termino ‘sounder’ ya ha conseguido un puesto en el imaginario festivalero junto a los ‘fibers’ de Benicássim y los ‘lowers’ de Benidorm. Del 2 al 5 de agosto, la arena de la playa será el escenario que convierta Burriana en un macro-recinto de conciertos al aire libre.

Con un cartel sobresaliente en sus anteriores ediciones, el de 2012, pese a las crisis y los rescates, no defrauda. Desde el mismo martes las fiestas de bienvenida servirán para preparar el cuerpo a lo que se viene encima. El pop-rock nacional tendrá su momento de protagonismo con bandas como Dorian, The Right Ons o los valencianos Llegando a Normandía y El Mentón de Fogarty.

El jueves el festival comienza a mostrar sus bazas con cabezas de cartel como Metronomy, Cristal Fighters o la apuesta siempre segura de Love of Lesbian. Pero, no solo de pop vive el ‘sounder’ y el cartel del día se complementa con aportaciones más originales como La Raíz, uno de los grupos con más tirón de la escena valenciana, o los incombustibles Eskorzo.

Cartel del Arenal Sound 2012

Cartel del Arenal Sound 2012.

Toda la leña al fuego

Con la llegada del fin de semana, el festival se pone más y más interesante. Posiblemente uno de los grandes reclamos del Arenal Sound de este año sea la posibilidad de poder disfrutar de los Kaiser Chiefs en una de sus dos únicas actuaciones en España. Respecto al producto nacional, destacan como imperdibles del viernes los conciertos de Supersubmarina, que repite, y Sidonie que trae en su mochila todo el ritmo de ‘El Fluído García’.

La noche del sábado el protagonismo es para los irlandeses Two Door Cinema Club y el el sonido ‘electroclash’ del estadounidense Felix da Housecat. Lori Meyers, una de las bandas que mueve a legiones de ‘popers’ pondrán la guinda con sabor español.

¿Y quién decía que el domingo se hizo para descansar? Por lo visto aquí eso no se contempla: The Ting Tings, The Wombats y Digitalism sobre el escenario principal y en el mismo ‘village musical’ se cruzarán con La Pegatina, el grupo catalán que ha vuelto a poner de moda la rumba y el mestizaje.

De los errores se aprende

El mayor punto negro de la corta historia de este festival es precisamente el mismo que le ha proporcionado el éxito. Las previsiones desbordadas de asistencia en la anterior edición convirtieron lo que debía ser una idílica zona de acampada junto al mar en lo más parecido a un campo de batalla. Problemas de limpieza e infraestructura deslucieron una concepto de festival que partía con todos los ingredientes para ser una cita única y exclusiva en el panorama español.

Para este año, según se hace hincapié desde la organización, se ha mimado en extremo este tipo de detalles. «Se multiplica por tres todos los servicios e infraestructuras con respecto a la edición de 2011: baños, duchas, limpieza, contenedores, consigna, recargas móviles… Además, el servicio de baños químicos y duchas contará con un mantenimiento constante y el refuerzo de un servicio de limpieza las 24 horas del día».

El cartel promete. Sólo falta que la renovada infraestructura aguante.