El primer festival de cine multiplataforma

Cine e internet parecen condenados a entenderse. A pesar de la polémica, son cada vez más las ventanas para difundir películas en diferentes plataformas. El Festival de Cine Online, cuya segunda edición concluyó el pasado domingo, nace bajo esta filosofía amplificadora. Es el primer certamen multiplataforma, una iniciativa pionera en…

El primer festival de cine multiplataforma

Cine e internet parecen condenados a entenderse. A pesar de la polémica, son cada vez más las ventanas para difundir películas en diferentes plataformas. El Festival de Cine Online, cuya segunda edición concluyó el pasado domingo, nace bajo esta filosofía amplificadora. Es el primer certamen multiplataforma, una iniciativa pionera en el mundo, y gratuita.

Un fotograma de El alma de las moscas

Un fotograma de El alma de las moscas

Este es el primer año que el Festival de Cine Online, organizado por Filmotech (un portal para ver en streaming películas en español), proyecta los filmes que se presentan a concurso a través de salas de exhibición cinematográfica, web, televisión, teléfonos móviles y dispositivos portátiles de forma simultánea. No es una ventana más que se abre. Son muchas. La autocompetencia pesa menos que la viralidad que consiguen los diferentes canales de distribución.

Paco León (actor y director): «tratar de parar internet es como tratar de parar el mar con las manos»

Cartel de la II edición del Festival de Cine Online

Cartel de la II edición del Festival de Cine Online

Lo ha demostrado Paco León con ‘Carmina o revienta’, título que ya puede quedar grabado a fuego en la historia del cine español. El popular actor apostó por un estreno simultáneo en cines, videoclubs online y DVD. El resultado durante el primer fin de semana lo dice todo: 4.545 espectadores en salas, 15.000 copias vendidas en DVD y 17.650 visionados en la red. Teniendo en cuenta que el Ministerio de Cultura contabiliza dos espectadores por cada copia en hogar, la audiencia en su primer fin de semana asciende a 62.000 espectadores.

No tiene por qué ser un modelo válido para todas las producciones (o festivales) pero es un buen experimento para sacar conclusiones. La reflexión más obvia la expresó el propio Paco León: “tratar de parar internet es como tratar de parar el mar con las manos”.

El cambio de paradigma está en la sangre de muchos realizadores que han perdido el miedo a no poder estrenar sus filmes por los canales convencionales y han descubierto que internet y las redes sociales son el escaparate perfecto para promocionar su obra. A su favor juega que muchos espectadores no huyen de propuestas alternativas, como muestra el ejemplo de ‘Carmina o revienta’. Además, la democratización de las cámaras de vídeo profesionales ha multiplicado el número de personas dispuestas a crear piezas audiovisuales.

El certamen quiere aprovechar esta tendencia. “Cada año se producen un buen número de películas dirigidas e interpretadas por reconocidos directores y actores que no llegan a estrenarse en salas y buscan su espacio. El festival pretende aprovechar esta situación y darle visibilidad legal al talento, luchar por demostrar que un nuevo modelo de distribución cinematográfica, de ventana, es posible”, explica Juan Alía, director de Filmotech.

El Festival de Cine Online ofrece acceso a obras cinematográficas producidas en 2011 y no estrenadas en salas comerciales españolas. Esta iniciativa, que comenzó el pasado 6 de julio y culminó el domingo, cuenta en su sección oficial con seis producciones españolas: ‘Amanecidos’, de Yonay Boix y Pol Aregall, con Javier Pereira; ‘Buenas noches España’, de Raya Martin, con Pilar López de Ayala y Andrés Gertrudix; ‘Diamond inside’, de Luis Sánchez Alba y el colectivo Boa Mistura; ‘El alma de las moscas’, de Jonathan Cenzual; ‘Enxaneta’, de Alfonso Amador; y ‘La mujer del eternauta’, de Adán Aliaga.

El Premio del Jurado a la Mejor Película en la segunda edición del Festival de Cine Online ha recaído en el ‘Enxaneta’, mientras el Premio del Público se lo ha llevado ‘La mujer del Eternauta’.