Tecnología — 07/03/2013 8:30

Podcasting, la radio sin ondas

Pin It

Deslocalizada, bajo demanda y tan especializada como queramos. Así es la forma de hacer y consumir radio que cada día gana más adeptos en todo el mundo. Internet puso a disposición de todo aquel que tuviera ganas de comunicar una potentísima herramienta que sigue evolucionando como alternativa o complemento a la radio tradicional. Los podcast ya son la nueva radio.

Los podcast son una forma alternativa de consumo radiofónico. Foto: Jesse Gardner.

Los podcast son una forma alternativa de consumo radiofónico. Foto: Jesse Gardner.

De una manera muy básica podríamos definir los podcast como piezas de contenido audiovisual (generalmente de audio) que se distribuyen a través de Internet, con una periodicidad determinada y que permiten tanto su descarga como la suscripción automática. Es decir, la radio escuchada como y cuando uno quiera sin necesidad de un aparato de radio.

Se trata de un formato audiovisual que llegó a nuestro país en 2004, en un momento en el que los afortunados que poseían ADSL navegaban a una velocidad de 512Kbps. o lo que es igual, casi 30 veces más lentos que la media de hoy en día. Aunque ya existían una docena de podcast a nivel internacional, fue José Antonio Gelado, un periodista amante de las nuevas tecnologías quien se armó de valor para crear ‘Comunicando’ , un podcast dedicado a al mundo de la cibercultura que echó a andar el 18 de octubre de ese año. Se iniciaba así el podcasting en Español.

“La búsqueda de una forma de comunicar es lo que me llevó a explorar formas de distribuir audio en Internet bajo demanda y que permitiera suscripción”, cuenta José Antonio, “lo más emocionante en los comienzos era la respuesta de los oyentes ya que confirmaba que había una audiencia al otro lado y nos llegaban mensajes en audio desde Estados Unidos, China o México. Poco a poco tenía la sensación de que se estaban sentando las bases de algo que solo podría crecer, aunque reconozco que estimamos que sería mucho más rápido de lo que posteriormente ha sido”.

El crecimiento del número de podcast en los siguientes años se incrementó de manera exponencial y en 2006 ya superaban al de estaciones de radio convencionales. A día de hoy Ivoox, la plataforma de busqueda y distribución de podcast más popular en España cuenta con más 1,5 millones de archivos de audio. A pesar de todo ello aún queda mucho camino para conseguir igualar la trayectoria fulgurante que ha seguido el vídeo en Internet. Solo en youtube  se suben a la red más de 72 horas de vídeo nuevo cada minuto.

Podcast Vs Radio

Los podcast pueden escucharse bajo demanda. Foto: Ivoox.

Los podcast pueden escucharse bajo demanda. Foto: Ivoox.

Aunque hoy en día las grandes emisoras de radio han hecho esfuerzos por adaptarse al formato digital, su incursión en el mundo del podcasting no suele pasar de ser un mero volcado de sus programas a la red. Pese a que por su forma de distribución y consumo entrarían dentro de la definición de podcast, este tipo de programas adolecen, como comenta Gelado, de no contar con ese grado de libertad e independencia que caracteriza a los podcast.

La radio generalista peca de no ofrecer “contenidos más personalizados y atender a los diferentes nichos de oyentes. Cuesta hacer producciones pensadas para distribuir online y poder liberarse de la tiranía de las audiencias y los anunciantes. Especialmente esto último es más difícil en el contexto actual pero es precisamente el espacio que deja a los podcast independientes para atender a los oyentes que no se sienten identificados con las emisoras tradicionales”.

Posiblemente sea en su especialización temática donde radica el punto fuerte del podcasting. Podemos formarnos sobre riesgos laborales, aprender ruso, estar al día en salud doméstica, escuchar películas de cine sonoro para ciegos, descubrir las novedades de mundos tan diferentes como el cómic o la divulgación científica…es posible encontrar podcast sobre casi cualquier asunto que nos interese y con duraciones y formatos tan distintos como la radioficción, la tertulia, los magazines o incluso recetas de cocina o cuentos infantiles.

Se trata de un universo de posibilidades en los que cualquiera con un micrófono y un ordenador puede conseguir un producto de calidad. “Hay una parte técnica que sin duda influye en el resultado, pero no es la más importante. La clave es el contenido, como en cualquier soporte. Si eres capaz de conectar con una audiencia, crear comunidad y transmitir pasión por lo que cuentas hay muchas posibilidades de que puedas tener un cierto éxito”, apunta Gelado.

Para el periodista, se podría hacer un paralelismo entre el podcasting y la época dorada de las radios libres en nuestro país, cuando lo interesante era más que la calidad del contenido, la innovación y la experimentación tanto en forma como en fondo: “Con los podcast me interesa el uso que se hace de las redes y la participación de la audiencia. En radio hay cientos de emisoras con una calidad ínfima de programación que consiste en una reducida lista de temas musicales repetidos hasta la náusea y no se cuestiona la calidad del medio. Mantener el interés del oyente y saber conectar con la audiencia son los criterios mínimos. A partir de aquí y ya se pueden aplicar otros criterios como montaje, producción, guión, etc…

De oyentes a locutores

Manuel Gilabert, coordina el podcast sobre cine ‘Films and chips’. Hace varios años que se inició en el mundo del podcasting como suelen hacerlo casi todos, siendo primero oyentes para después ser productores de contenidos. “Mi primer contacto fue a través de la página web de cine de terror Aullidos. La visitaba muy a menudo por ser fan del género y vi la pestaña de podcast sin saber que era. La verdad es que la primera vez que clické con el ratón tenía hasta miedo, por si era algo que te descargabas y había que pagar, pero me arriesgué y descubrí que un podcast venía a ser como un programa de radio pero de andar por casa, totalmente gratuito, que escuchabas cuando querías o tenías un rato, y que versaba completamente sobre el tema que a ti te gusta”.

“La primera vez que clické con el ratón tenía hasta miedo, por si era algo que te descargabas y había que pagar”.

A partir de ahí su afición le llevó a descubrir nuevos podcast y a plantearse que él y su grupo de amigos eran capaces de hacer algo parecido. “Empezamos muy verdes, casi sin guión ni nada y con el tiempo nos fuimos dando cuenta de que las cosas hay que preparárselas, aunque sea un poquito, porque hay que ser muy bueno para trabajar sin guión.

Nuestro podcast va de cine, en él comentamos alguna noticia destacada de la última quincena, los estrenos que hemos visto, minicríticas en una o dos frases de todo tipo de películas…Todo esto lo realizamos por Skype, grabamos la llamada y luego la editamos con cortinillas de audio, música de cada peli de la que hablamos, y melodías de comienzo y despedida. Todo muy sencillo, porque es ante todo un hobby por el que no cobramos nada de nada, así que si se pusiese muy costoso nos agobiaríamos y lo dejaríamos estar”.

¿Afición o negocio?

Aunque no existen todavía estudios suficientes sobre el público global de los podcast en España, se trata de una audiencia que aumenta diariamente a pequeños pasos. La prueba la encontramos en determinados podcast que superan las 10.000 descargas por capítulo. Una audiencia a la que mayoritariamente no se le está sacando todo el rendimiento económico que podría obtener, por ejemplo una radio comercial generalista. Los podcasters continúan siendo en su mayoría gente que realizan sus programas por ‘amor al arte’. Según la encuesta realizada en 2012 por la Asociación Podcast solo el 12% de los creadores de podcast en nuestro país tenían entre sus objetivos el poder ganar dinero con sus creaciones.

Según comenta Gelado siempre ha habido iniciativas para intentar rentabilizar los podcast. “Se ha intentado mediante las menciones publicitarias y los patrocinios clásicos, más o menos evidentes de cara a la audiencia como los que pusieron en marcha Podcast SL y hay modelos mixtos entre donaciones y suscripciones que han permitido el desarrollo de proyectos como Cienciaes.com pero todavía hay mucho campo por explorar. Precisamente esa es la pregunta a la que se tratará de responder en unas jornadas que tendrán lugar en Salamanca próximamente.”

Para Gilabert sin embargo, ganar dinero con un podcast es algo que queda fuera de sus prioridades: “Para mí un podcast es la globalización de las ‘ondas’ para todo el mundo. Es poder hacer lo que te gusta sin depender de la radio y de los grandes medios de comunicación. Y eso simplemente mola”.

2 Comentarios

  • Muy buen artículo. Muy conciso y claro.

  • Muy buen artículo. Gelado es siempre una referencia en el mundo del podcasting.

    Sobre la “Radio Vs Podcast” Las radios se van adaptando muy lentamente a los podcast. Pero los Podcast tienen su propia radio, Radio Podcastellano, donde puedes escuchar más de 150 podcast diferentes, de todas las temáticas como si de una radio normal.

Comenta el artículo

— Obligatorio *

— Obligatorio *