‘The Shadow Line’, las dos caras de un crimen

Fuera de todas esas producciones generalistas y ‘mainstream’ que inundan las pantallas, hay un enorme catálogo de series británicas excelentes que, por unas causas o otras, pasan desapercibidas. ‘The Shadow Line’ es una de ellas. Esta es una serie de siete capítulos, todos muy parecidos en cuanto a metraje, que…

‘The Shadow Line’, las dos caras de un crimen

Fuera de todas esas producciones generalistas y ‘mainstream’ que inundan las pantallas, hay un enorme catálogo de series británicas excelentes que, por unas causas o otras, pasan desapercibidas. ‘The Shadow Line’ es una de ellas.

Personajes principales de la serie británica 'The Shadow Line'. Foto © John Wright.

Personajes principales de la serie británica ‘The Shadow Line’. Foto: © John Wright.

Esta es una serie de siete capítulos, todos muy parecidos en cuanto a metraje, que se estrenó hace casi dos años en la BBC Two. A nivel de producción escapa totalmente del patrón establecido. Todos los episodios están dirigidos, escritos y producidos por la misma persona: Hugo Blick. Un autor casi desconocido (‘Marion and Geoff’) al que cabe tener muy en cuenta sólo por el excelente trabajo que ha hecho con ‘The Shadow Line’. Tanto es así que se llevó el premio del gremio de escritores de Gran Bretaña a la mejor serie dramática de televisión. Es muy poco corriente que una misma persona escriba la totalidad de los episodios ya que, normalmente, los creadores marcan la trama general y los guionistas van escribiendo basándose en esas pautas impuestas y desarrollando los diálogos a partir de ahí.

¿Pero de qué va ‘The Shadow Line’? Básicamente es de género negro desde el principio hasta el fin. Lo que empieza con la investigación del asesinato de un capo de la droga que acaba de salir de la cárcel tras una amnistía, acaba en una historia densa, compleja y sórdida, en la que se ven envueltos policías corruptos, narcotraficantes, investigadores con una doble vida y mujeres que no son lo que aparentan. En resumidas cuentas, tiene los ingredientes habituales de este tipo de género. Pero, ojo, en concreto con ‘The Shadow Line’ es más que probable que se deba rebobinar algún momento para no perder el hilo de lo que está pasando.

Destaca por encima del resto la interpretación de Stephen Rea, el inolvidable personaje principal de ‘V de Vendetta’

El asesinato del líder mafioso genera una doble investigación. Por una lado está la policial y, por otro, la del crimen organizado. Aunque la línea moral que separa ambos bandos a veces es traspasada, por unos y por otros, con una facilidad pasmosa.

Los diálogos son del tipo Aaron Sorkin. Es decir, cada personaje siempre tienen la frase o palabra justa, como si llevase días pensándola. Muchos de ellos son actores conocidos. Destaca por encima del resto la interpretación de Stephen Rea, el inolvidable personaje principal de ‘V de Vendetta’, y actor también de una serie más reciente llamada ‘Utopía’.

Instantánea perteneciente al capítulo dos de 'Shadow Line'. Foto © John Wright.

Instantánea perteneciente al capítulo dos de ‘Shadow Line’. Foto: © John Wright.

El guión es excelente. No se trata de una de esas series que termina dejando cuestiones en el aire. Todo queda explicado perfectamente y de manera realista. Lo cual no significa que la trama sea fácil, al contrario, intentar hacer alguna suposición o tratar de adivinar el futuro de la misma es casi imposible.

Todos los personajes están muy bien trabajados. De todos se acaba conociendo su historia, sus reflexiones o sus miedos, y al igual que pasa con ‘The Wire’, una serie con la que ha sido muy comparada, es inevitable no sentir empatía por algunos de los protagonistas, aunque estén situados en el lado malo de la línea. De momento, sólo está disponible con subtítulos ya que no se ha estrenado todavía en España.