Duración media para grandes historias

El mediometraje es quizás el gran desconocido del mundo del cine. Difícil de clasificar, problemático de producir, y sobre todo, casi imposible de amortizar. ¿Pagaría usted casi ocho euros por ver una película de tan solo 40 minutos de duración? A 50 pesetas la respuesta, diga usted títulos de mediometrajes…

Duración media para grandes historias

El mediometraje es quizás el gran desconocido del mundo del cine. Difícil de clasificar, problemático de producir, y sobre todo, casi imposible de amortizar. ¿Pagaría usted casi ocho euros por ver una película de tan solo 40 minutos de duración? A 50 pesetas la respuesta, diga usted títulos de mediometrajes como, por ejemplo, ‘La cabina’. ¡1,2,3 responda otra vez!

José Luis López Vázquez protagonizó el mediometraje ´La cabina’.

José Luis López Vázquez protagonizó el mediometraje ´La cabina’.

Si ha sido capaz de responder solamente con uno, o ningún título no se preocupe. Lo más probable es que la gran mayoría de nuestros lectores, no hubieran sido capaces de ganar más de 20 duros, o como mucho 200 pesetas en este improvisado concurso. Sin embargo el mediometraje existe, y el objetivo del Festival Internacional La Cabina, que empieza esta semana en Valencia, es dar visibilidad a estas piezas audiovisuales que comparten el mismo pecado: duran entre 30 y 60 minutos.

Ese gran olvidado

La lista de grandes de nuestro cine que se han aventurado (y con éxito), en el mundo del mediometraje es más extensa de lo que pueda parecer, y para todos ellos nunca fue un camino fácil.

Cuando Antonio Mercero dirigió ‘La cabina’ (1972), Televisión Española (TVE) no tenía muy claro que aquel proyecto fuera a dar algún fruto. Un producto audiovisual no seriado, que no llegaba a los 40 minutos de duración era algo difícil de encajar en su programación. Al director le costó conseguir el voto de confianza que necesitaba para llevar a cabo este mediometraje de terror que, contra todo pronóstico, sigue siendo el programa que ha cosechado el mayor número de premios en la historia de TVE.

Algo similar le ocurrió a Jose Luis Cuerda con ‘Total’ (1985). Tras rodar este mediometraje de bajísimo presupuesto, recibió en España la peor de las críticas, aunque al poco tiempo la cinta fue premiada en el Festival de Montecarlo y estrenada en varios países, incluido Estados Unidos. Hoy en día es una obra de culto ya que sería el germen de su trilogía junto a ‘Amanece, que no es poco’ (1989) y ‘Así en el cielo como en la tierra’ (1995).

A estos dos nombres se podrían añadir los de Luis García Berlanga, Iván Zulueta, Alejandro Amenábar o Pedro Almodóvar entre otros muchos. Todas ellas han sido obras que de una u otra manera han ayudado a crecer a la historia de nuestro cine, y sin embargo pocos son los que pueden decir que las han visto.

¿El mediometraje nace o se hace?

Fotograma de 'Los Galgos', de Gabriel Azorín.

Fotograma de ‘Los Galgos’, de Gabriel Azorín.

¿Por qué no se habla más de los mediometrajes en nuestro país? Resulta curioso comprobar que entre la lista de obras seleccionadas en el Festival La Cabina, únicamente encontramos una película de producción española, ‘Los Galgos’ (2012) de Gabriel Azorín. Y con su ayuda intentamos responder a esa pregunta.

“Si te fijas en la lista de seleccionados verás que hay siete películas francesas. Allí el mediometraje tiene mucha más visibilidad. Hay muchos festivales de mediometrajes y no es nada raro que los cines los programen en sus salas por eso es normal que los directores puedan apostar por este tipo de formato”, apunta el director. “En España este es el único Festival Internacional que nos brinda a este tipo de películas un poco de visibilidad, y eso es muy de agradecer”.

Azorín sabe bien de lo que habla ya que para poder mover su película por el circuito de festivales se vio obligado a reducir el metraje convirtiéndola en un corto. “Cuando planificamos la película no teníamos clara cual iba a ser la duración. Queríamos contar una historia y no nos habíamos planteado que al final duraría más de media hora y nos iba a tocar acortarla hasta dejarla en 18 minutos”.

‘Los Galgos’ narra una historia tan sencilla como el paseo de tres amigos por un bosque después de una noche de borrachera. Sin embargo detrás de este argumento tan simple, se esconde toda una interpretación simbólica muy potente que toca temas muy diversos, desde la primavera árabe, hasta el futuro de la juventud o el inmovilismo de la sociedad.

Toda esta interpretación se desprende de diferentes detalles, planos y actitudes de sus protagonistas a lo largo de toda la película. Solo al final podemos sacar nuestras propias conclusiones, y por eso es tan importante saber escoger el punto donde meter la tijera. “Es fundamental mantener la narrativa y la línea temporal de lo que estamos contando. Si le quitas a una película más del 33 por cien de lo que tienes empieza a perder el sentido” apunta el director.

En la variedad está el gusto

El cartel del Festival 'La Cabina' es obra de Paula Bonet.

El cartel del Festival ‘La Cabina’ es obra de Paula Bonet.

La duración no está reñida con la calidad, y eso es algo que tienen muy claro los organizadores de este festival. “No estamos hablando de trabajos amateurs ni producciones caseras. Se trata de obras de muy alta calidad realizadas por profesionales”. De este modo del 8 al 17 de noviembre podremos ver un programa con obras de todo tipo procedentes de Israel, Túnez, Portugal, Finlandia, Francia, Holanda, Suecia, Noruega, Canadá y España.

En esta edición hay grandes comedias entre las que destacan piezas como la Israelí ‘Welcome and our condolences’ (2012), que se desarrolla a bordo de un avión en el que viaja una familia de rusos cuya abuela muere antes de aterrizar. La cinta polaca ‘Chomik, el hamster’ (2012) también se vale del humor para contar la curiosa relación entre un roedor y una pareja de ancianos.

Además de con ‘Los galgos’, el drama está también excelentemente representado con títulos como la Tunecina ‘Sabbat el Aïd’ (2012) en el que la historia gira en torno aun conflicto aparentemente trivial: la impotencia de un niño al que la pobreza de su familia no le permiten comprarse unas zapatillas deportivas.

Y por si esto fuera poco también hay lugar para el cine de animación. ‘Les as de la jungle’ (2012) es más que una fábula protagonizada por animales en una batalla contra las morsas.

En total 22 mediometrajes que durante una semana intentarán devolver a este formato el protagonismo y la visibilidad que muchas veces se les niega.