El rally en el que todos ganan

Recorrer 2.000 kilómetros atravesando el desierto en un viejo todoterreno implica de entrada una auténtica aventura. Pero si además se le añade un afán por ayudar a la gente que se cruza en tu camino se convierte en un desafío. Llevarlo a cabo está en manos de dos jóvenes valencianos…

El rally en el que todos ganan

Recorrer 2.000 kilómetros atravesando el desierto en un viejo todoterreno implica de entrada una auténtica aventura. Pero si además se le añade un afán por ayudar a la gente que se cruza en tu camino se convierte en un desafío. Llevarlo a cabo está en manos de dos jóvenes valencianos que participan en un rally único en su especie.

El objetivo de VLC World Challenge es realizar una acción solidaria en cada una de las etapas del rally.

El objetivo de VLC World Challenge es realizar una acción solidaria en cada una de las etapas del rally. Foto: Maroc Challenge.

El próximo día 11 de abril se dará el pistoletazo de salida para el Maroc Challenge 2014, una competición que se define a si misma como “el único raid solidario y low cost en el mundo”. Hablamos de un rally que recorre los desiertos y montañas de Marruecos, y en el que uno de los requisitos es que el coche que se utilice tenga más de 15 años.

De este modo, aunque existe una categoría en la que se compite y se puntúan los tiempos y clasificaciones, se da la posibilidad de participar a todo aquel que quiera vivir la experiencia. Basta con tener carnet de conducir y estar dispuesto a asumir el reto.

Además de estar abierta al público general, esta competición encierra también una iniciativa solidaria, ya que la organización promueve acciones de cooperación y desarrollo en aquellas poblaciones por las que discurre la competición: reparto de calzado infantil, material escolar, revisiones oftalmológicas…

Mapa del recorrido del VLC World Challenge 2014.

Mapa del recorrido del VLC World Challenge 2014.

El VLC World Challenge

Norat Rosselló y Carlos García son dos de los participantes valencianos en este rally que se empeñaron en darle una vuelta de tuerca al objetivo de su aventura. Mientras buscaban patrocinadores para sufragar los costes de la expedición pensaron en que quizá sería buena idea aprovechar este esfuerzo para conseguir multiplicar el efecto solidario de su aventura.

“Mi compañero Carlos, que ya tenía experiencia me habló de esta competición y enseguida supe que quería participar”, cuenta Rosselló. “Como además me dedico al mundo del marketing pensé que era una gran idea intentar involucrar a las empresas valencianas con causas solidarias como ésta. Y ese fue el origen del VLC World Challenge.”

De este modo crearon una plataforma de patrocinio abierto a cualquier empresa interesada en contribuir en su proyecto. Aunque la organización del rally ya efectúa sus propias campañas solidarias, “nuestro objetivo es poder conseguir llevar a cabo una acción solidaria complementaria en cada una de las jornadas en los diferentes pueblos por los que vayamos pasando”.

«Queremos que ésta sea la primera de una serie de aventuras solidarias donde podamos involucrar a las empresas»

Por el momento ya han conseguido que una treintena de firmas se hayan decidido a apoyarles y están convencidos de que hasta el día de inicio este número aumentará. “Por ahora la aceptación por parte de las empresas está siendo muy positiva, pero nos gustaría que este proyecto no acabe con este rally”, puntualizan, “nuestra intención es conseguir que éste solo sea el primero de una serie de eventos que cada año nos permitan involucrar tres ámbitos tan diferentes entre sí como la aventura, la solidaridad y la empresa”.

Los coches participantes en este rally deben de ser antiguos. Foto: Maroc Challenge.

Los coches participantes en este rally deben de ser antiguos. Foto: Maroc Challenge.

Cuando apenas queda un mes para que de comienzo el reto, los jóvenes pilotos ultiman los detalles y preparativos en todos los aspectos: Durante un fin de semana, la organización les impartió un curso en el que aprendieron a familiarizarse con los principales instrumentos de navegación y localización por satélite que utilizarán durante la prueba. Además dedicaron también una jornada a enseñarles a conducir en terrenos complicados y a salir de determinadas situaciones que suelen darse con frecuencia en este tipo de rutas.

“Lo que más nos preocupaba era hacernos con un vehículo adecuado y ya lo hemos conseguido. Es importante que sean coches antiguos pero en buen estado, ya que si un coche moderno con mucha electrónica se te estropea en medio de la nada es más difícil de reparar que uno con sistemas más sencillos. Finalmente nos hemos hecho con un 4×4 del año 2.000 al que ya consideramos el tercer miembro del equipo”.

Por otro lado la logística también es un punto importante a tener en cuenta. «Si se cumplen nuestras previsiones y conseguimos apoyo suficiente por parte de las empresas, la cantidad de material escolar, sanitario, ropa, etc…destinado a donaciones será bastante grande y estamos estudiando las distintas opciones para poder hacer llegar esa ayuda de la mejor manera posible«, apunta Norat. «Sin embargo eso más que un problema, sería una estupenda señal de que el mundo empresarial valenciano es más solidario de lo que pensamos».