El castillo de arena de Placebo



Vuelven a España con gira irregular y el sabor de un disco que suena a cambio. Placebo es uno de los atractivos del Arenal Sound de Burriana, en el que presentará ‘Loud like love’, último intento de reconciliarse consigo mismos

El castillo de arena de Placebo

Estrenado en septiembre de 2013 y con muchos kilómetros a sus espaldas, el último disco de Placebo les abre las puertas de los festivales mediterráneos un año más. Tras pasar por FIB y Low Festival en años anteriores, este verano encabezan el cartel del Arenal Sound de Burriana (Castellón) junto a Azealia Banks, Mando Diao o The Wombats, además de la práctica totalidad de los grupos ‘indie’ españoles de primera división.

La banda de Brian Molko pasará por Madrid y Girona antes de llegar a la playa del Arenal de Burriana. Una minigira que recuerda a tiempos pasados en los que España figuraba en la lista preferente de Placebo. Luego llegaron espantadas como la que el grupo realizó en Cartagena (Murcia) en un MTV Summer Festival en 2009 y una lenta pero progresiva desaparición de los calendarios. ‘Loud like love’, con un mensaje a medio camino entre la perdición ‘mainstream’ y la reivindicación social.

Temas como ‘Too many friends’ dieron la bienvenida a un disco que vuelve a pecar como su antecesor de alguna que otra estrofa sonrojante. Sin embargo, es difícil equivocarse si se apuesta a que el “mi corazón es cenicero” de ‘Astray Heart’ sonará al unísono entre los fans que llenen el escenario del Arenal Sound el sábado con Placebo. Ahora se cuela el “my computer thinks I’m gay” con el que se abre el primer single del disco; y es que ‘Too many friends’ reivindica la libertad ante el poder de las redes sociales, la independencia del individuo en la era de la masa. De los pocos estribillos que se salva, aunque gana barbaridades en directo.


Vídeo de ‘Too many friends’, el primer adelanto del último disco de Placebo.

Placebo se ha subido a la cuerda floja con canciones que se quedan a medio camino de lo que fue como ‘Scene of The Crime’ o ‘Hold on to me’. Lo intenta con un buen ritmo en ‘Rob The Bank’, con la que intenta, sin ahondar mucho, hacer un ataque al sistema bancario internacional. La llamada a las barricadas antisistema no llega a cuajar, pero la canción suena bien en directo. Parece pensada para un festival a pie de playa como este.

El final del disco tiene guardado lo grande. La música de Molko y Stefan Olsdal (una vez que se deshicieron del batería Steve Hewitt) siempre guarda un as en forma de intento de himno. Es lo que se empieza a intuir en ‘Exit wounds’ o ‘Bosco’, con la que se cierra el disco in crescendo. Pero sobre todo sucede con ‘Begin the end’, un canto desesperado al estilo de ‘Without you I’m nothing’, el segundo disco de la banda y el más celebrado.

Placebo lo vuelve a intentar con los mismos mimbres que en las dos últimas ocasiones. Sólo queda ver si, con el formato festival con el que se plantarán en el Arenal Sound 2014, sabrán meterse al púbico en el bolsillo. Deberán hacerlo con los de siempre y con los nuevos.