Los punkies tenían razón

Ni economistas, ni premios Nobel, ni organismos internacionales, ni grandes historiadores, ni muchos menos los mayas. El futuro lo vislumbraron unos tipos con cresta y litrona calentorra entre las piernas. Visionarios o aguafiestas, los grupos punk españoles de los años 80 y 90 sabían que algo iba mal. Para entender la actual crisis sólo hace falta acercarse a sus letras.