“¿En qué país vivimos si pienso una cosa pero no puedo escribirla por miedo?”

María Lluch acaba de ser condenada a dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas por varios comentarios vertidos en su cuenta personal de Twitter bajo el pseudónimo de Madame Guillotine

‘Títeres’