Standstill sienta a sus fieles en el teatro



La banda barcelonesa Standstill visita Valencia estos días. No busquen entradas para su show ‘Rooom’, que se representó ayer y se cerrará esta noche en el Teatre El Musical de El Cabanyal. Están agotadas. Más de 10.000 personas han visto ya esta mezcla entre el teatro y la música, entre…

Standstill sienta a sus fieles en el teatro

La banda barcelonesa Standstill visita Valencia estos días. No busquen entradas para su show ‘Rooom’, que se representó ayer y se cerrará esta noche en el Teatre El Musical de El Cabanyal. Están agotadas.

Standstill ofrecerá esta noche su show 'Rooom' en el Teatre El Musical del Cabanyal. Foto: Standstill.

Standstill ofrecerá esta noche su show ‘Rooom’ en el Teatre El Musical del Cabanyal. Foto: Standstill.

Más de 10.000 personas han visto ya esta mezcla entre el teatro y la música, entre la videoproyección y la poesía, que se ha sacado de la manga el grupo liderado por Enric Montefusco. Es su tercera propuestas escénica tras ‘Desencuentros’ y ‘1, 2, 3’. ‘Rooom’ acompaña a ‘Adelante Bonaparte’, el séptimo trabajo (tercero en español) de un grupo que ha mutado de forma brutal desde el lejano EP ‘The Tide’ (1998).

Standstill invita a sus fieles a sentarse y abrir los sentidos para escuchar y ver lo que puede dar de si Bonaparte. Nadie podía pensar que un seguidor que a finales de los noventa iba a sus conciertos a saltar y empujar en las primeras filas con el mejor post-punk que se hacía en Europa acabaría en el patio de butacas del Teatre El Musical o el Palau de la Música de Barcelona.

Pero así ha sido, y Standstill ha mantenido su prestigio y el apoyo del público. Seguro que se ha dejado incondicionales por el camino. Pero la banda liderada por Montefusco ha sido fiel a lo que sentía en cada momento, ha utilizado la libertad creativa para dejar de rasgar la voz, cambiar de idioma, quitarle distorsión a la guitarra y aire a la batería, bajar de pulsaciones y viajar del hardcore al pop y seguir ofreciendo una música que se pega al cerebro y unas letras que son, en realidad, poemas que hablan de las cosas importantes de la vida, y que generalmente no son cosas.

¿Se puede disfrutar igual con ‘Ride down the slope’ (Memories Collector, 2002) que con ‘La mirada de los mil metros’ (VIVALAGUERRA, 2006)? No solo se puede, se debe. Porque cada estilo de música tiene su momento, sobre todo, cuando se hace con la coherencia, la calidad y la energia de Standstill.

Enric Montefusco es el carismático líder de la banda barcelonesa Standstill. Foto: Standstill

Enric Montefusco es el carismático líder de la banda barcelonesa Standstill. Foto: Standstill 

Standstill, ‘extraños y viscerales’

Pocas explicaciones a parte de la libertad creativa y el instinto definen el resultado final del trabajo de Standstill. Así crean y así llevan al escenario su música. Como explicaba Montefusco en una entrevista reciente, «primero nos lanzamos a la piscina con proyectos un poco extraños y muy viscerales, que nos exigen mucho de antemano a nosotros mismos… Luego en el proceso de creación, perdemos la perspectiva de qué demonios estamos haciendo y dudamos de si se va a entender. Y al final, por suerte, parece que todo eso efectivamente llega a algún lugar», afirma.

De otra forma no se puede entender la riqueza creativa de cada una de sus puestas en escena, que suman a la riqueza instrumental y enorme trabajo visual y algo totalmente alejado de un concierto al uso. ¿Piensan acompañar cada nuevo lanzamiento con nuevos shows al estilo de ‘Desencuentros’ y ‘1, 2, 3’? «No sé si esa será exactamente la fórmula, pero sinceramente, a día de hoy, veo difícil que renunciemos a las posibilidades que nos da trabajar la puesta en escena», asegura Montefusco. Todo dependerá, pues, de lo que les apetezca a estos librepensadores de la música. Seguiremos atentos.