Agua, ritmo… ¿música?

La naturaleza regala el espectáculo de sus sonidos. El ritmo de la lluvia golpeando sobre una ventana, el susurro de las gotas que resbalan del hielo al derretirse o el vaivén de las olas jugando con la orilla. ¿Es posible extraer la esencia del agua y contenerla para hacer música?…

Agua, ritmo… ¿música?

La naturaleza regala el espectáculo de sus sonidos. El ritmo de la lluvia golpeando sobre una ventana, el susurro de las gotas que resbalan del hielo al derretirse o el vaivén de las olas jugando con la orilla. ¿Es posible extraer la esencia del agua y contenerla para hacer música? El Festival de Música Contemporánea de Alicante apuesta por ello.

Instalación del Dúo Parto, uno de los platos fuertes del Festival de Música Contemporánea de Alicante. Foto: Aquófono.

Instalación del Dúo Parto, uno de los platos fuertes del Festival de Música Contemporánea de Alicante. Foto: Aquófono.

El Festival de Música Contemporánea de Alicante se decanta por la sorpresa, el juego y la innovación. Por eso dentro de una programación donde participarán algunas de las mejores orquestas y conjuntos de cámara, hay sitio para las propuestas que trascienden a los límites de lo meramente musical, para convertirse en espectáculos donde entran en acción los cinco sentidos. La instalación del Dúo Parto es el mejor ejemplo.

El sitio no puede ser más apropiado. Los Pozos de Garrigós, que albergan el Museo del Agua de Alicante. Un lugar de por sí evocador, puesto que son los antiguos aljibes excavados en la roca, que se usaban hace no tantos años, para almacenar el agua que debía abastecer a la ciudad. Aprovechando la acústica única que se percibe al estar en una bóveda excavada en las mismas entrañas del monte Benacantil, el visitante nada más acceder al recinto ya percibe que está a punto de presenciar algo, cuanto menos, fuera de lo común. La oscuridad predomina en la sala y la luz se concentra sobre un curioso artefacto. A primera vista da la impresión de ser como un pequeño acuario del que brotan tubos, cables y luces de colores. Sobre él ocho goteros, como los que se usan en los hospitales, esperan alineados a que Patxi y Luis comiencen a darle vida al agua. Se trata del aquófono un instrumento musical, que según sus creadores, “además es una escultura y un sistema infusor de gotas musicales”.

El modo de funcionamiento es relativamente sencillo, aunque es el fruto de varios años de investigación. Cada uno de los ocho goteros genera un flujo de líquido que impacta sobre otros tantos sensores. Cada vez que una gota golpea el sensor, provoca un impulso eléctrico que activa un generador de sonido. El caudal de cada uno de los goteros es regulable y de esta manera es posible conseguir tantas combinaciones distintas, como formas puede adquirir una gota de agua.

Uno de los goteros con los que se consigue evocar el sonido del agua en el Festival de Música Contemporánea de Alicante. Foto: Aquófono.

Uno de los goteros con los que se consigue evocar el sonido del agua en el Festival de Música Contemporánea de Alicante. Foto: Aquófono.

La experiencia se completa con una instalación audiovisual que proyecta sobre las paredes, a tiempo real, los diferentes impactos del agua y registra el trabajo de los dos intérpretes y creadores de esta lluvia musical. Pero en esta instalación no sólo trabajan la vista y el oído. El tacto es imprescindible para entender cómo cambia y cómo fluye el sonido del agua. De esta manera el aquófono está abierto a todo aquel que quiera atreverse a participar en el juego. No es necesario saber de música ni de física. Basta con acercarse al instrumento y parar las gotas con una mano.

El repiqueteo aleatorio de la lluvia contra el suelo es lo que inspiró a Patxi Valera y Luís A.R. Legido para sumergirse en la creación de este curioso instrumento. Para este dúo gallego lo importante es que “la gente juegue, se sorprenda y descubra la infinidad de formas sonoras cambiantes que se pueden conseguir inspirándose en las fuerzas de la naturaleza”. Un trabajo que llevan mostrando desde hace diez años y en el que no cesan de experimentar con nuevas ideas y proyectos.

Patxi y Luis, que trabajan juntos como Dúo Parto, y Forman parte del Centro de Nuevas Tecnologías del Pico Sacro, un colectivo de creadores e investigadores que buscan integrar las cualidades de elementos como el agua o el cuarzo en las distintas disciplinas artísticas. Una labor que abre nuevos caminos en la creación musical. El aquófono es un logro en sí mismo, pero sólo es la punta del iceberg de lo que está por llegar en el mundo de la música.

Programación completa del Festival de Música Contemporánea de Alicante.