Un edificio invadido de diseño

Eva Sanjuán y Ana Beltrán, del Estudio Correoviejo, transmiten energía cuando hablan de la nueva iniciativa en la que se han embarcado, Diseño busca Diseño. Un proyecto que contempla invadir un edificio y transformarlo en un espacio de exposición y difusión de experiencias creativas en el contexto de la Valencia…

Un edificio invadido de diseño


Eva Sanjuán y Ana Beltrán, del Estudio Correoviejo, transmiten energía cuando hablan de la nueva iniciativa en la que se han embarcado, Diseño busca Diseño. Un proyecto que contempla invadir un edificio y transformarlo en un espacio de exposición y difusión de experiencias creativas en el contexto de la Valencia Disseny Week.

La idea consiste en convertir un edificio antiguo y rehabilitado de la Plaza del Correo Viejo, una de las más representativas del barrio de El Carmen, en una “caja de resonancias”, según comentan Ana y Eva. Pero en lugar de amplificar el sonido como la caja de un instrumento acústico, su función es amplificar las colaboraciones, opiniones e ideas entre diseñadores, arquitectos, creativos, artistas, etc. O como dicen ellas: “agrupar a gente que también esté buscando encontrar cosas”.

Porque la ‘búsqueda’ es el término clave para éste colectivo formado por profesionales de distintas disciplinas: Eva Sanjuán y Ana Beltrán, arquitectas del Estudio Correoviejo; Sol Almazán, publicista de Karisma Ideas y Comunicación; Rosalía Sebastián y Reyes Mora, diseñadoras industriales de laMuda; Chavo Roldán y Migue Martí, diseñadores gráficos. Ellos así mismos se llaman “buscadores”.

¿Y qué buscan? Según reza el dossier del proyecto, “compartir su perspectiva con otros profesionales creativos, establecer un diálogo para intercambiar conocimientos, y crear experiencias y proyectos con el claro objetivo de encontrar formas alternativas de difundir la cultura del diseño y el arte”.

No obstante, financiar la invasión de nueve espacios de un edificio, desde la misma plaza hasta el ático, no resulta barato cuando se cuenta con muebles personalizados de Portage, un taller de bombones preparado por Trufas Martínez, una sala de cortometrajes gestionada por Claroscuro Producciones, una instalación de sombras y sonidos de Teatres de la Llum o un espacio adaptado por el Observatorio de Tendencias del Hábitat. Además de algunas charlas y ponencias en la plaza y otras actividades.

Así que antes de echar a andar, Diseño busca Diseño se planteó una financiación alternativa del proyecto y encontró a Verkami, una plataforma de crowdfunding en la que, a través de pequeñas aportaciones, están a punto de conseguir los 2.650 euros que se propusieron recaudar. El plazo de financiación expira dentro de cuatro días.

Es decir, el próximo lunes, día en el que arranca la Valencia Disseny Week, que promueve la Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana (ADCV). El objetivo de este evento, que concluirá el sábado 24 de septiembre, es convertirse en un altavoz de todas aquellas actividades relacionadas con diseño que se realizan en la ciudad simultáneamente para difundir la cultura del diseño a todos los públicos y apoyar a los agentes implicados.

La intervención del edificio de la Plaza Correo Viejo se inscribe en la Zona W de la Valencia Disseny Week, que recorre los más importantes estudios de diseño del barrio de El Carmen. La inauguración de esta ruta y del edificio intervenido será el próximo 22 de septiembre. Allí habrá gente que busque ideas, sinergias y proyectos dentro de una caja de resonancias creada para modular y amplificar formas alternativas de diseñar. Un buen lugar para encontrar algo.