Festitíteres, objetos que se sienten humanos

Hace poco oí hablar de Jonás, un espermatozoide testarudo al que no le gustaba nada participar en las absurdas carreras de sus compañeros. ¿Porqué tanto alboroto por querer llegar primero a un óvulo?. Dicen también que alguien cerca de aquí ha visto a los peces volar y que si prestas…

Festitíteres, objetos que se sienten humanos

Hace poco oí hablar de Jonás, un espermatozoide testarudo al que no le gustaba nada participar en las absurdas carreras de sus compañeros. ¿Porqué tanto alboroto por querer llegar primero a un óvulo?. Dicen también que alguien cerca de aquí ha visto a los peces volar y que si prestas un poco de atención oyes hablar a las casas.

Jonás el espermatozoide, en Festitíteres 2011.

Jonás el espermatozoide, en Festitíteres 2011.

Todo esto y mucho más es posible si aprendemos a verlo. Hasta el 10 de diciembre la ciudad de Alicante vuelve a reclamar el espacio de los objetos con corazón. A simple vista no son más que amasijos de fieltro, madera, espuma o papel, pero en ocasiones cobran vida y son capaces de expresar, de sentir y de transmitir emociones. Los vemos actuar, desenvolverse e interpelarnos como si fueran iguales, aunque del teatro hacia afuera, solo sean títeres a merced de un ser superior (o no) que domina su voluntad.

El mundo de los títeres y marionetas sigue fascinando a grandes y mayores por igual. Buena prueba de ello es la consolidación del festival de títeres de Alicante, Festitíteres, como una de las citas teatrales más importantes de la ciudad. Ángel Casado es su director y es consciente de que, aunque sea por unos días, és posible atraer a todo tipo de público al teatro a disfrutar de las marionetas. «El festival tiene una programación muy acotada en el tiempo, que, aunque permite abrir la ventana a las nuevas producciones, hace que el publico a veces se vaya con la sensación de que les sabe a poco».

Historias de todo tipo

Por falta de alternativas no será. Quizá la frustración pueda venir de no ser capaz de desdoblarse y conseguir el tiempo suficiente para disfrutar con todos y cada uno de los espectáculos que ofrece el festival. Encontramos de todo y para todos los gustos. «Hay muchas modalidades de manipulación de títeres, algunas son ya clásicas y suficientemente conocidas como la técnica de guante, las sombras, el teatro de hilo… y otras son más novedosas y actuales como el teatro de objetos o los animatronics, todas ellas muestran la creatividad y la capacidad de adaptación de esta forma especial de hacer teatro, en sus muchos siglos de historia».

El musical "En la Cadiera" combina actores y títeres.

El musical "En la Cadiera" combina actores y títeres.

Imaginen un escenario en penumbra, un actor comienza su discurso cuando de repente el mobiliario de la sala comienza a cobrar vida, las sillas cambian de sitio y la estancia se ve invadida de brillantes peces de colores. Esto es solo un esbozo de lo que desde Chile trae al festival La Mona Ilustre con «Los peces no vuelan».

Sophie Krog desde Dinamarca nos ofrece la terrorífica visión de lo que sucede en el interior de una casa donde viven una familia de funerarios…contada por la propia casa.

Y si lo que quiere es pasar miedo al estilo tradicional, Teatro Corsario nos trae una versión especial de los cuentos de Poe. Un espectáculo que a veces asusta, otras hace reir y nunca deja indiferente a nadie.

A todo esto podemos añadir las andanzas de Jonás, el espermatozoide vago y remolón de Espejo negro, los viajes del explorador chino Zeng He, o las reflexiones musicales de un par de solterones desde «La Cadiera». Un musical con aires agrarios de la compañía aragonesa Viridiana.

Técnicas tradicionales, vanguardistas o que intentan romper moldes pasarán estos diez días por Alicante. Lo importante es la historia y la conexión que se intenta crear entre humanos y objetos. Para su director «todos los espectaculos programados en el festival tienen ese potencial para comunicarse con el espectador y generar una corriente de simpatía. Los limites a esta creatividad no están escritos ni definidos, pero seguramente tienen que ver con la capacidad de hacer de un objeto, un muñeco o una proyección, algo animado y vivo, algo que sea un revulsivo para generar emociones y sorpresa al espectador».

Descárgate aquí el programa completo de Festitíteres 2011.