Mujeres, redes y empleo: fórmula posible

Desde muchos puntos de vista las redes sociales han emergido como una gran herramienta para mejorar la igualdad de oportunidades para la mujer. Y en época de crisis laboral han surgido varios proyectos que buscan ayudar al sector femenino. En 1995, por primera vez desde que se comenzaron a realizar…

Mujeres, redes y empleo: fórmula posible

Desde muchos puntos de vista las redes sociales han emergido como una gran herramienta para mejorar la igualdad de oportunidades para la mujer. Y en época de crisis laboral han surgido varios proyectos que buscan ayudar al sector femenino.

Las mujeres han sabido aprovechar a la marca personal que ofrecen las redes sociales. Foto: Ron Wiecki.

Las mujeres han sabido aprovechar a la marca personal que ofrecen las redes sociales. Foto: Ron Wiecki.

En 1995, por primera vez desde que se comenzaron a realizar las Conferencias Mundiales de la Mujer organizadas por Naciones Unidas, se incluyó en las conclusiones de la Cumbre de Pekín un capítulo dedicado a los medios de comunicación y las mujeres. El famoso Punto J. De él surgen dos objetivos estratégicos relacionados con la necesidad de facilitar que la mujer exprese sus ideas, acceda a las nuevas tecnologías de la comunicación, y que se fomente «una imagen equilibrada y no estereotipada de la mujer en los medios de difusión». En los 17 años que nos separan desde entonces nos hemos sumergido en una revolución digital. ¿Y qué pasa con la mujer?

En internet es muy sencillo encontrar portales que ofrecen consejos de belleza, las últimas tendencias en moda y recomendaciones para la crianza, muchas veces con fines comerciales. Pero las redes sociales caminan independientes. Han sido tomadas como una herramienta que facilite la maduración de la comunidad femenina, especialmente en tiempos de crisis laboral.

«Las redes sociales juegan dos papeles fundamentales para las mujeres. Por un lado, nos ayudan mucho al ‘personal branding’. Hasta ahora, en muchas ocasiones, las mujeres no han podido hacer ‘networking’ tras el trabajo (tomar unas cervezas con colegas de la profesión, por ejemplo). Nosotras nos sentimos responsables de la casa, de los niños, y del trabajo salimos corriendo a casa. Las redes nos permiten realizar ‘networking’ estando en casa. También podemos potenciar nuestras empresas y disponer de más flexibilidad». Lo afirma Elena Gómez, una de las tres mujeres que crearon hace dos años Mujeres Consejeras «para transmitir nuestra experiencia en el ámbito de marketing y social media».

Pantallazo del proyecto Activatenred.

Pantallazo del proyecto Activatenred.

La presencia femenina en las redes crece sin parar

Esta experta en comercio electrónico es presidenta de la Asociación Española de la Economía Digital (adigital), organización que realizó hace unos meses un estudio sobre el uso de Twitter en España. Una de las conclusiones que aportan es que crece la presencia femenina en esta red de ‘microblogging’, con lo que tienden a igualarse ambos sexos. «Mientras que en 2010 el 38,7% de los usuarios eran mujeres, en la actualidad, esta cifra asciende al 49,3%».

El último estudio de la audiencia en internet (abril-mayo de 2012) incluido en el Estudio General de Medios (EGM) de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación muestra que la tendencia de acceso del sexo femenino no para de crecer desde 1997. En este último baremo el perfil corresponde en un 45,6% a la mujer y en un 54,4% al hombre.

Afirma Elena Gómez que «las redes sociales están hechas a medida de la mujer porque nos encanta comunicarnos» y añade que «las redes sociales son un reflejo de la realidad, de la vida ‘offline’, y las mujeres suelen ser más las que se ocupan de organizar la vida social con la familia, con los amigos. Lo mismo ocurre con las redes sociales, la mujer tiende a comunicar más».

Quizás por ese motivo surgen redes sociales dedicadas exclusivamente a la mujer. Como Luluvise, una red exclusiva para mujeres donde el eje es la privacidad. Se utiliza vinculando tu perfil de Facebook y en ella se crean círculos que crean las usuarias y a los que tienes que ser invitada. En ellos se puede compartir información, comentar la actualidad y hasta calificar a un hombre, poniendo nota a cómo besa o a su desempeño sexual, por ejemplo. Un caso similar al de Shhhh, enfocada más a la moda y a las tendencias.

Proyectos recién nacidos

Pero los últimos proyectos que han nacido con fuerza tienen el objetivo de ayudar a la mujer en su carrera profesional, ya sea facilitando la búsqueda o mejora de empleo, o dando a conocerse a sí misma y/o sus proyectos. Ejemplo de ello es Activatenred, desarrollada por la Fundación Mujeres. «En España, el 45% de los miembros de las redes son mujeres, la proporción más alta de toda Europa. Son las menores de 30 las que impulsan el crecimiento de la presencia femenina en la red profesional». Angie Prado, coordinadora estatal del área de empleo de la Fundación Mujeres, añade que cuentan ahora mismo con casi 4.000 usuarias en su red que buscan o quieren mejorar su empleo, con una media de diez suscripciones diarias, de las cuales el 66% son tituladas universitarias. En su opinión, el valor añadido de una red profesional específica para mujeres es que «las mujeres encuentran una red personalizada, tienen orientación individualizada y, sobre todo, la garantía de que hay unas profesionales detrás que te están acompañando y guiando en todo tu itinerario profesional».

Diles es otro caso relevante desde el punto de vista social. “Diles es una comunidad ‘online’ creada por y para mujeres mayores de 35 a 40 años, con el objetivo común de mejorar su calidad de vida. Diles es una ventana desde la cual las mujeres podrán compartir el talento y la experiencia adquirida en su juventud-madurez, tras años de dinamismo, inteligencia y lucha aplicadas en su vida”.

Si tenemos los datos y las herramientas, ¿qué más falta? Elena Gómez da una sugerencia: “Las mujeres tienen que dejar de exigirse tanto a sí mismas. Debemos dejar de sentirnos culpables y responsables de todo. Si tú quieres llegar lejos has de convencerte a ti misma de que puedes llegar lejos. Una vez que tengas tu objetivo, que sepas dónde quieres llegar y que eso te hace feliz, márcate el cómo. No nos ha de dar miedo hacernos valer, decirlo, exigir lo que queremos cada una en su trabajo”.

Womenalia, la red social para mujeres profesionales


«La crisis está afectando a la mujer profesional. Según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), mientras que la tasa de actividad de los varones es del 67,7%, la de las mujeres es del 52,6%. También ha disminuido la presencia femenina en puestos de dirección desde 2008. De hecho, según datos de ESADE, hay un 38% menos de mujeres directivas. Se ha pasado de un 19% a un 11,70%, que es una tasa bajísima».

María Gómez del Pozuelo, CEO de Womenalia, en el InspirationDay organizado por la red social.

María Gómez del Pozuelo, CEO de Womenalia, en el InspirationDay organizado por la red social.

Aporta estos datos María Gómez del Pozuelo, CEO de Womenalia, una de las últimas redes sociales profesionales dedicadas a la mujer pero que pisa fuerte y ya es considerada una gran ‘start-up’. «Estas cifras reflejan que la situación laboral femenina está en desventaja frente a la masculina, pero no únicamente en momentos de crisis. Esta situación viene prolongándose en el tiempo y es previsible que hasta 2054, las mujeres no lleguen a ocupar el 40% de los puestos de dirección».

Gómez cuenta que Womenalia surgió porque había un hueco en el mercado, no existía nada igual. «Linkedin era, en ese momento, la única red social profesional potente en el mercado español. No obstante, era muy general y sólo registraba a un 24% de mujeres en España. Las mujeres necesitaban un espacio adaptado a ellas», señala. El objetivo de Womenalia es que las usuarias «puedan desarrollarse profesionalmente más rápida y eficazmente fomentando además su visibilidad y notoriedad en sus mercados de referencia».

Womenalia cuenta hoy con 65.179 usuarias. El objetivo de su equipo es convertirse en referente mundial para las mujeres emprendedoras y profesionales, y alcanzar al final de 2012 200.000 usuarias registradas. El perfil dominante corresponde, según datos de la propia red, a directivas, empresarias y profesionales de entre 30 y 55 años, con un alto poder adquisitivo. Muy habituadas y activas en el medio internet. Con inquietudes de conocimiento y formativas y aspiraciones de crecimiento profesional. Disponen de un alto conocimiento tecnológico, empresarial y gran capacidad de emprendimiento. Para ellas la red ofrece una bolsa de empleo, la ‘Guía de la mujer ocupada’, y en los próximos meses pondrá en marcha el Consejo Mundial de Expertos. Además de haber celebrado hace unas semanas el primer InspirationDay al que asistieron más de 1.200 mujeres directivas.