“Devolver al vino lo que el vino nos ha dado”

En 2008 Zev Robinson salió una tarde a pasear por los viñedos de la región de Utiel-Requena, donde él y su compañera Albertina Torres residen, y pensó que sería interesante trazar el recorrido que hacen las uvas desde allí hasta llegar, en vino embotellado, a las estanterías de Londres. Así…

“Devolver al vino lo que el vino nos ha dado”

En 2008 Zev Robinson salió una tarde a pasear por los viñedos de la región de Utiel-Requena, donde él y su compañera Albertina Torres residen, y pensó que sería interesante trazar el recorrido que hacen las uvas desde allí hasta llegar, en vino embotellado, a las estanterías de Londres.

Así surgió su primer documental: ‘La Bobal y otras historias del vino’ que ha proyectado en Londres, Nueva York, Barcelona y en varios puntos del País Valenciano. Se adentró en el mundo de los productores, con su complejo entramado cultural, y decidió continuar trabajando en la misma línea. A este documentalista británico-canadiense le fascina la gente que hay detrás de la trama. Le interesa las relaciones que entretejen los trabajadores de los viñedos con los importadores, sumilleres o con los escritores de otros países. Robinson, en definitiva, cata y da a catar a través de sus trabajos las sutilezas y los aromas de quienes elaboran el vino. Entre sus últimos documentales se halla el que ha realizado sobre la bodega riojana Dinastía Vivanco: ‘Devolver al vino lo que vino nos ha dado’.

Zev Robinson grabando imágenes en la Rioja Foto: Albertina Torres

Zev Robinson grabando imágenes en la Rioja Foto: Albertina Torres

¿Qué tal fue la experiencia con la familia Vivanco?
Extraordinaria. Es una historia familiar única y fascinante y me considero muy afortunado por haber tenido la oportunidad de haber hecho la película. Han sido muy abiertos y me dieron todo su apoyo a lo largo del año y medio que tardé en hacer la película así como durante las proyecciones en California, Nueva York, Boston y Londres. Habrá otra proyección en el Instituto Cervantes de Nueva York en octubre y ya hay un par de cadenas de televisión interesadas emitirla.

Se ha llevado a cabo un cambio de mentalidad radical en cuanto al vino en las últimas décadas.
El consumo de vino a granel ha disminuido mientras que el consumidor se ha interesado cada vez más por el vino de calidad. Creo que es una pauta global donde se asocia el vino con buena gastronomía y restaurantes. Significa que han surgido nuevas oportunidades para algunos sectores mientras que otros se han tenido que modernizar para renovarse o morir.

Del conjunto de entrevistas has destacado la frase: «Devolver al vino lo que el vino nos ha dado». ¿Qué crees que significa?
El vino ha proporcionado a la familia Vivanco un modo de vida holgado. Pedro y su familia podrían haberse retirado, o hacer otras cosas, pero sienten la necesidad de devolver algo al vino y en ese sentido crearon el Museo de la Cultura del Vino y la Fundación como una forma activa de hacerlo. Es una auténtica y genuina pasión para Pedro Vivanco y sus hijos, el resultado de 40 años de coleccionismo y mucho trabajo invertido. Podrían haber disfrutado de ese dinero y llevar otra vida en lugar de haber emprendido la enorme tarea de crear y mantener el museo. Su dedicación a la cultura del vino y al museo es del 100%.

La película se presentará en el Instituto Cervantes de Nueva York. ¿Hay un interés creciente por la cultura del vino?
Ha habido un interés creciente por todo lo español, y creo que es una clave para el mercado del vino, que tiene que verse en el contexto del país. Han abierto muchos locales de tapas, el turismo ha aumentado, la cultura española se ha dado a conocer mejor, y más gente se ha interesado por el vino. Dinastía Vivanco es un claro ejemplo como ‘brand ambassador’ para España y los vinos españoles. Es una gran historia que cautiva a la audiencia. Mucha gente después de haber visto mi película consigue entender mejor si cabe lo que cuesta elaborar vino y levantar una gran bodega como ésta.

¿En qué estás trabajando ahora?
Estoy expandiendo mi documental ‘Life on the Douro’ en una serie de seis capítulos para televisión. Trata de la historia y la cultura de la primera región vinícola legalmente demarcada del mundo y cubre la relación histórica entre Portugal y Reino Unido desde hace trescientos años hasta la actualidad. Mi siguiente película lleva por título ‘‘Arribes del Duero’, sobre la región fronteriza con Portugal, y está centrada en temas como tradición, auto abastecimiento y sostenibilidad.

¿Cómo ves el futuro del vino?
El futuro del vino depende del futuro de la economía.


Documental ‘Dinastía Vivanco: Devolver al vino lo que vino nos ha dado’.