El gurú televisivo al que se le permite todo

Es el más famoso creador de series de los últimos tiempos. Quizás no sea el más respetado y el que mejores críticas recibe. Le acusan de recursos repetitivos (monstruo por aquí, fenómeno paranormal por allá) y giros de guión poco creíbles. Pero es indiscutible que J. J. Abrams es el…

El gurú televisivo al que se le permite todo

Es el más famoso creador de series de los últimos tiempos. Quizás no sea el más respetado y el que mejores críticas recibe. Le acusan de recursos repetitivos (monstruo por aquí, fenómeno paranormal por allá) y giros de guión poco creíbles. Pero es indiscutible que J. J. Abrams es el hombre de los huevos de oro de las series.


Trailer de ‘Revolution’, lo nuevo de J. J. Abrams.

Poca gente del negocio puede permitirse estar haciendo dos series viniendo de la cancelación de otras dos y sin tiempo de espera entre ellas. J. J. Abrams vuelve a estar de actualidad, si es que en algún momento ha dejado de estarlo, gracias al estreno hace pocas semanas de su nueva proyecto, titulado ‘Revolution’. La serie, que narra la vida de un grupo de supervivientes en un mundo que ha sufrido un apocalipsis energético, fue vista por 11,7 millones de personas en el país norteamericano, según los datos de NBC, y desbancó a la premiere del ‘remake’ de ‘V’ como el estreno más visto de los últimos tres años en Estados Unidos. De momento, tras la emisión de tres capítulos, cosecha un esquelético 6,6 de valoración por los telespectadores en IMDB. Para hacernos una idea de la nota pondré dos ejemplos: su anterior serie, ‘Alcatraz’, tenía un 7,2 y acabó cancelada; y su mayor éxito hasta la fecha, la omnipresente ‘Lost’, obtuvo un 8,3 a pesar de su polémica última temporada y en especial de su capítulo final.

Nacido en 1966 en Nueva York, Abrams es hijo de productores de la industria, así que se podría decir que mamó cine y televisión desde bien pequeño. A pesar de haber empezado como guionista para la gran pantalla (los textos de ‘Millionario al instante’ y ‘A propósito de Henry’ los escribió un Abrams de tan sólo 24 años) ha sido en el mundo de la televisión donde ha cosechado récords que serán difícilmente superables.

Su éxito, a su vez, le ha permitido poder hacer cine, algo realmente difícil en Estados Unidos si vienes de la pequeña pantalla. Sobre todo para actores y directores, no tanto para guionistas. Ha sido el director de ‘Misión Imposible III’, ‘Super 8’ y las adaptaciones más modernas a la gran pantalla de la archiconocida ‘Star Trek’ donde dejó que su progenitor tuviese un pequeño cameo.

Series como 'Lost', 'Fringe', 'Alcatraz' o 'Felicity' llevan la firma de J. J. Abrams. Foto: Modenadude.

Series como ‘Lost’, ‘Fringe’, ‘Alcatraz’ o ‘Felicity’ llevan la firma de J. J. Abrams. Foto: Modenadude.

Con sólo 32 años ya tenía su propia serie como creador. Muchos, y muchas, recordarán un historia que emitía Telecinco hace ya unos años en sus tardes, con un argumento un poco pastel sobre la vida un grupo de amigos durante su fase universitaria y de cómo iban creciendo, con los problemas típicos del abandono progresivo de la adolescencia. Sí, exactamente: ‘Felicity’ es obra de ‘Doble Jota’. Tras ella se embarcó en el extenso proyecto de ‘Alias’, una serie de acción y espionaje protagonizada por Jennifer Garner con un enorme recorrido (un total de 105 capítulos) y que compaginó, como creador y productor, durante dos años, con su otra obra más titánica y rentable hasta la fecha: ‘Perdidos’.

De ‘Perdidos’ se ha escrito todo, pero antes de su estreno pocos confiaban en el producto. De hecho, Lloyd Braun, por aquel entonces director de la cadena ABC, fue despedido antes de que la serie se estrenar por haber apostado por un proyecto tan caro y arriesgado. Sólo el piloto costó unos 13 millones de dólares y se tardo más de un mes en rodar. Con ‘Lost’ le llego el éxito masivo en todo el mundo y se convirtió en una especie de gurú televisivo y cinematográfico al que se le permite dar rienda suelta a su tremenda hiperactividad creativa.

Tras el enorme fiasco de ‘Alcatraz’ y de la serie sobre la pareja de espías ‘Undercovers’ (2010), Abrams está desarrollando una nueva serie titulada ‘Electropolis’. Un drama de policias encubiertos centrado en los ‘after hours’ de Los Angeles y en los jóvenes que no duermen y mueven sus cuerpos al ritmo de los ‘beats’ de la música electrónica.

¿Se le ha acabado la originalidad al norteamericano? ¿Se le ha terminado la conexión especial que tenía con el público? Con sus nuevas producciones, ¿volverá a obtener el reconocimiento, a nivel de audiencias y premios, que tuvo en los tiempos de Lost? El tiempo lo dirá…