Series del país con el volante a la derecha

Se escribe mucho sobre la larga edad de oro que están viviendo las series norteamericanas en las televisiones de medio mundo. El fenómeno, que para muchos empezó con ‘Lost’, mejora, innova… Pero, un momento, ¿sólo en Estados Unidos saben hacer buenas series? Pues no, los ingleses poseen una larga tradición…

Series del país con el volante a la derecha

Se escribe mucho sobre la larga edad de oro que están viviendo las series norteamericanas en las televisiones de medio mundo. El fenómeno, que para muchos empezó con ‘Lost’, mejora, innova… Pero, un momento, ¿sólo en Estados Unidos saben hacer buenas series?

Stringer Bell en 'The Wire' encarna esta vez a 'Luther', una exitosa serie de la BBC

Stringer Bell en ‘The Wire’ encarna esta vez a ‘Luther’, una exitosa serie de la BBC. Foto: BBC One.

Pues no, los ingleses poseen una larga tradición en cuanto a realización de series y con este ‘boom’ no iban a ser menos. La producción, tanto por el volumen como por la calidad, es como para pasarse muchas horas pegado a la pantalla.

Existen dos grandes diferencias entre ingleses y norteamericanos a la hora de trabajar. La primera, el formato. En el Reino Unido los capítulos duran más, 60 minutos, aunque las temporadas son increíblemente cortas, con una media de cuatro a seis capítulos por bloque.

La segunda diferencia es que muchas de las producciones son realizadas por trabajadores de las propias cadenas y no por productoras externas que firman contratos de exclusividad con una u otra televisión, dependiendo de las condiciones que les ofrezcan. En realidad, no es descabellado que una serie empiece en una cadena y con el tiempo acabe en otra. El mejor ejemplo es la conocidísima ‘Dexter’.

Del país del té y las pastas recomendaría dos encarecidamente. La primera, de género cómico, es ‘The IT Crowd’ (‘Los Informáticos’). Creada por Graham Linehan para Channel 4, narra las aventuras de dos ‘freakies’, que trabajan en el departamento de informática de una gran empresa, y su jefa. ‘The IT Crowd’ cuenta con 24 capítulos distribuidos en cuatro temporadas. Su creador asegura que no habrá ninguna más, aunque también ha anunciado que realizará un capítulo especial. Incluso está estudiando la posibilidad de que está serie se convierta en película. Risas aseguradas y humor negro a toneladas.

Charlie Brooker, creador de 'Dead Set’ o ‘How TV Ruined Your Life’. Foto: wikipedia.

Charlie Brooker, creador de ‘Dead Set’ o ‘How TV Ruined Your Life’. Foto: Wikipedia.

La segunda es de temática policíaca y se llama ‘Luther’. Interpretado por el grandísimo Idris Elba (‘The Wire’, ‘RocknRolla’) narra la vida y obra de John Luther. Un detective que trabaja para la Unidad de Delitos Graves en la primera temporada y en la Unidad de Delitos en Serie en la segunda. El personaje, con una enorme capacidad de deducción y con innegables dotes para el trabajo policial, vive una compleja relación de amor-odio por su trabajo y por quienes le rodean. Un personaje atormentado que no duda en saltarse el protocolo para salirse con la suya o para comprobar que estaba en lo cierto. Por momentos muy oscura, tanto en aspectos como la fotografía como por el guión, es una joya del género negro televisivo. Tanto que BBC One ya ha confirmado la realización de una tercera temporada.

Pero detrás de cada serie hay nombres y apellidos. Charlie Brooker, por ejemplo. El creador de ‘Dead Set’, serie compuesta por cinco capítulos, destaca más por sus trabajos televisivos que como columnista de The Guardian.

Broker ha hecho vibrar al público con una producción en la que los únicos supervivientes a una apocalipsis zombie son los habitantes de la casa de ‘Gran Hermano’. Pero también ha hecho reflexionar sobre el uso que le damos a la televisión con ‘How TV Ruined Your Life’, un proyecto de seis capítulos estrenado en 2011 y en el que Brooker arremete contra el ‘establishment’ televisivo actual.

A principios de diciembre del año pasado volvía a la carga estrenando una mini-serie llamada ‘Black Mirror’, con tan solo tres capítulos independientes cuyos personajes y tramas no tienen nada que ver los unos con los otros. El guionista inglés se pone las botas reflexionando sobre las nuevas tecnologías y cómo afectan a la sociedad en su conjunto. Se estrenó no hace mucho tiempo en Canal + España y es altamente recomendable.

‘Prisoners Wives’ (drama sobre las mujeres de presos), ‘The Fades’ (de género fantástico y sobrenatural), ‘Dirck Gently’ o ‘Sherlock’ (detectivescas ambas), e ‘Inside Men’ coronarían el decálogo de series hechas en el país del volante a la derecha.