«No seguimos las reglas del negocio musical»

El esperado tercer álbum del grupo de rock valenciano Euro Trash Girl ya está aquí. Seis años madurando ‘Floating Down de Memory Lane’ y se nota porque está en su punto: melodías pop marinadas con la cautivadora voz de Judit Casado sobre una base guitarrera. Resultado: un sabor equilibrado, personal…

«No seguimos las reglas del negocio musical»

El esperado tercer álbum del grupo de rock valenciano Euro Trash Girl ya está aquí. Seis años madurando ‘Floating Down de Memory Lane’ y se nota porque está en su punto: melodías pop marinadas con la cautivadora voz de Judit Casado sobre una base guitarrera. Resultado: un sabor equilibrado, personal y elegante con un sonido cada vez más urbano.

Euro Trash Girl se complementa a la perfección con la visión femenina de su vocalista. Foto: Eduardo Francés.

Euro Trash Girl se complementa a la perfección con la visión femenina de su vocalista. Foto: Eduardo Francés.

Pero los edificios de ‘Floating Down de Memory Lane’ (2012) emergen en ciudades rodeadas de desierto como cactus de ladrillo y cemento, donde se juega, se bebe, y se escucha rock americano y distorsiones hasta que el sol aplasta la noche y sus delirios. En los dos largos anteriores, ‘Something to tell you’ (2003) y ‘Kiss Away The Rain’ (2006), se aprecia más el componente folk. El nuevo disco es un paso más hacia la gran urbe. En esa frontera ya se aprecia la madurez de una banda que publica sólo cuando tiene algo que decir. Y eso demuestra personalidad.

Luis Martínez es el guitarra, el productor del grupo y el cerebro. El signo distintivo lo aporta la voz dulce de Judit Casado (“el alma de las canciones”, según Luis). La guitarra eléctrica de Jorge Álvarez, la batería de Tino Nocedal y el bajo de Endika Martín completan un equipo robusto y capaz de matizar y colorear los temas de un grupo que se ha ganado el respeto del rock independiente nacional por derecho. Luis Martínez al habla.

El último largo que sacasteis fue en 2006. Se nota que el disco ha madurado muy bien, pero… ¿por qué tanto tiempo?
Hemos tardado bastante en publicar nuestro tercer álbum de estudio. Decidimos sacar un disco porque tenemos algo que decir, y ese momento es ahora. Nuestra independencia nos permite seguir nuestro propio camino. No seguimos las reglas del negocio musical, no sacamos discos cada dos años porque tengamos un compromiso con una discográfica que nos exige por contrato publicar un disco. Aunque a lo largo de estos últimos años no hemos cesado la actividad del grupo. Hemos publicado dos EP. El primero (‘So What About You?’ EP 12”) que contenía versiones de Neil Young, Guided by Voices y Maddening Flames a parte del propio tema ‘So What About You?’. Y el segundo que sirvió de adelanto para este esperado tercer disco, (‘Afterhours’ EP 10”) que además del propio ‘Afterhours’, también contenía versiones de The Kings/ThePretenders y de Eurythmics. En este tiempo hemos ofrecido bastantes conciertos, dos giras nacionales con Cracker. También algunos de los miembros formamos la banda del cantautor Siwel con quien ofrecimos varias giras a nivel nacional.

«Los tiempos han cambiado y la gente está cansada de pagar por la música de la manera en que se estaba haciendo hasta ahora»

¿Sois conscientes de que ‘Floating Down Memory Lane’ es uno de los discos más esperados en la escena indie nacional?
La verdad es que cuando eres un creador no tienes esa conciencia, solamente te dedicas a trabajar en las canciones y a hacer lo máximo por ellas. Se pierde bastante esa idea. Nos alegra saber que hay gente que piensa así.

¿Cómo describirías este disco?
Para nosotros es el disco más redondo, y con mejor sonido. Es más maduro y a su vez tiene esa frescura e inmediatez que nos gusta. Nos esforzamos en componer canciones sin fecha de caducidad y con personalidad propia.

Pop melódico, base guitarrera, toques folk y la voz dulce y cautivadora de Judit… ¿es ése vuestro signo distintivo? ¿Qué diferencias apreciáis entre ‘Floating Down Memory Lane’ y vuestros dos discos anteriores?
Cada disco se plantea de una manera diferente y eso es lo que hace que sean distintos. En este último trabajo hemos querido dejar atrás los sonidos folk clásicos para dirigirnos hacia los sonidos de guitarra más urbanos sin quitar la importancia que tiene para nosotros la voz de Judit Casado, que es el alma de las canciones.

¿Hacia dónde os gustaría evolucionar en el futuro?
Tenemos bastantes canciones compuestas y la verdad es que cada vez hay menos componente folk y mucho más rock. Claramente vamos hacia una gran ciudad. ¡Ese tipo de sonido!

El grupo toma el nombre de un tema de Cracker (grupo californiano con el que han compartido dos giras), que relata la búsqueda, repleta de hazañas, de una mujer. ¿Cómo nació el nombre de ‘Euro Trash Girl’?
Siempre nos ha gustado mucho Cracker. ‘Euro-Trash Girl’ es una canción oculta en su CD ‘Kerosene Hat’, concretamente el corte 69 del disco. Nos gustó la idea de ponerle al grupo este nombre, la verdad es que en aquella época era una canción bastante desconocida. Con el tiempo ellos la han hecho muy grande. Lo mejor es comprobarlo escuchándola en directo interpretada por Cracker. Cuando tocamos con ellos en la gira siempre nos la dedicaban. ¡¡Es un temazo!!

«Valencia tiene la desgracia de tener políticos gobernando que no valoran el esfuerzo que hace la gente por crear arte»

¿Es más difícil ser músico en Valencia que en otros lugares?
Valencia tiene la desgracia de tener políticos gobernando que no valoran el esfuerzo que hace la gente por crear arte. Durante mucho tiempo se está dirigiendo la mirada hacia otro lado: grandes eventos totalmente vacíos; pero cada vez somos más los que creamos y tocamos en directo, así que pensamos que poco a poco esto cambiará.

El disco está disponible para descargarlo gratuitamente. Los fundamentos de la industria musical están cambiando y el público aprecia vuestra adaptación, pero…¿es rentable?
Entendemos que los tiempos han cambiado y que la gente está cansada de pagar por la música de la manera en que se estaba haciendo hasta ahora. Solemos vender muchos discos en nuestros directos y en tiendas especializadas, es ahí donde nuestros fans compran nuestra música porque saben que no hay intermediarios. Además nuestros discos tienen un precio razonable. Por otro lado ofrecemos nuestras canciones de manera gratuita en nuestro Bandcamp para que el público que no nos conoce pueda tener la opción de escucharnos sin tener que pagar.