Huyendo de los capullos ‘hipsters’



¿Qué es peor: un capullo resabido, uno que esté encantado de haberse conocido o el amigo ideal que hace las veces de confidente y amante? Sea cual sea la respuesta, ten cuidado porque acabarás perdidamente enamorada de él. Para estar preparada, mejor fichar ‘Los capullos no regalan flores’, el último…

Huyendo de los capullos ‘hipsters’

¿Qué es peor: un capullo resabido, uno que esté encantado de haberse conocido o el amigo ideal que hace las veces de confidente y amante? Sea cual sea la respuesta, ten cuidado porque acabarás perdidamente enamorada de él. Para estar preparada, mejor fichar ‘Los capullos no regalan flores’, el último libro de Raquel Córcoles.

Raquel Córcoles, creadora de Moderna de Pueblo, en su estudio.

Raquel Córcoles, creadora de Moderna de Pueblo y de ‘Los capullos no regalan flores’, en su estudio.

Esta es la segunda obra de Raquel Córcoles, una catalana afincada en Madrid, licenciada en Periodismo y Publicidad, más conocida por su personaje Moderna de Pueblo. Tras contar los recovecos de la capital en ‘Soy de pueblo’, ha publicado ‘Los capullos no regalan flores’, una historia gráfica donde habla de los 10 tipos de «capullos modernos» que podemos encontrarnos en el terreno amoroso.

Todo muy bien ambientado en un entorno muy ‘hipster’ donde los personajes se creen especiales por no escuchar música comercial, por ver series de HBO, beber Jägermeister, llevar ropa y complementos ‘vintage’ y dejar constancia de cada uno de sus movimientos en las redes sociales a través de su iPhone o iPad.

Los ‘modernos’ de Córcoles se creen especiales por no escuchar música comercial, ver series de HBO, beber Jägermeister o llevar ropa ‘vintage’

Gracias sus detalladas figuras vamos descubriendo personajes que cuentan historias que nos resultan familiares. Porque aunque no sea directamente, «siempre acabas conociendo a algún capullo a través de una amiga o de una amiga de tu amiga», señala la autora. Que si la amiga casi hermana que nos manda a los brazos de un chico que cree bueno para nosotras, el compañero o amigo adorable que se muestra dispuesto a ayudarnos a lo que sea hasta que acabemos en su cama o la madre preocupada.

Por no hablar de los modernos egoístas, los que van de culturetas pero lo único que saben es repetir las cuatro obras que están de moda para parecer interesantes, los que de repente no pueden salir si no es a un gastrobar, los que son unos liberados de ocasión o los que te cuentan mentiras por aquello de no herir tu corazón.

Juanjo Saez, Aude Picaut, Jeftrey Brown, Daniel Clowes, Maitena o Liniers son los referentes de Raquel Córcoles en el mundo del cómic. Maitena se ríe de las mujeres en situaciones normales y Córcoles de modernas en su día tras día y en sus relaciones con el amor. Al final parece que las mujeres son más críticas con su género y es que Moderna señala que las féminas «nos rallamos por todo más en general», resume.

'Los capullos no regalan flores', de Raquel Córcoles.

‘Los capullos no regalan flores’, de Raquel Córcoles.

Una fresca sátira ‘moderna’

Este libro tan fresco y ameno, recoge con mucha sátira algunos momentos donde creemos que vamos a morir de amor. Y, a pesar de que algunos modernos no crean en el amor y en el romanticismo, hay que seguir confiando porque siempre puede aparecer un capullo que te regale flores. Y encima sean tulipanes.

Con la coyuntura actual como telón de fondo es casi tan horrible el «ya te llamaré» de una oferta laboral que el de un nuevo ligue. Aunque Córcoles puntualiza que, si se trata de ‘modernos’, «hay más probabilidades que nos llamen primero de una oferta laboral». «Y mira que con la crisis es muy improbable», puntualiza.

Llama la atención que con todo el postureo que hay en Catalunya, Raquel haya acabado describiendo a toda esta fauna desde Madrid. «Yo no los buscaba, me los encontré», subraya divertida. Y, a diferencia de aquellos que se encuentran este ambiente en su ciudad, para aquellas que vienen de un pueblo «siempre es más especial porque no sabes de dónde salen todas esas modas extrañas».

Y la capital del Turia, en medio de tanto ‘mazao’, ‘ciclao’ y ‘bucao’, también recoge a divertidos modernos y no sólo en zonas como El Carmen o Russafa. Aunque, según la catalana, todos los amigos ‘hipsters’ valencianos que tiene los ha conocido en Madrid, cuna del destape y la movida en los años 80, y de la cultura ‘mainstream’ en el nuevo siglo.