La mancha negra que cubre Valencia



El festival Valencia Negra encara su recta final con un programa cargado de citas con autores y con rincones misteriosos de una ciudad que se vuelve oscura y taciturna hasta el domingo. Exposiciones, cine, charlas y muchos nombres propios marcan las citas a tener en cuenta de la segunda parte…

La mancha negra que cubre Valencia

El festival Valencia Negra encara su recta final con un programa cargado de citas con autores y con rincones misteriosos de una ciudad que se vuelve oscura y taciturna hasta el domingo. Exposiciones, cine, charlas y muchos nombres propios marcan las citas a tener en cuenta de la segunda parte del ciclo.

Presentación del festival. Foto: Valencia Negra.

Presentación del festival. Foto: Valencia Negra.

Con el estreno el pasado jueves de la exposición de fotografía ‘Carrers negres’, con instantáneas de la Valencia más oscura de las dos décadas que recorren 1980 y el año 2000, arrancó la segunda edición del ciclo Valencia Negra, Festival de Género Negro de Valencia, que reúne autores y amantes del género en todas sus facetas hasta el próximo domingo. El festival crece en su segunda edición hasta llegar a triplicar su presencia en la ciudad, que se envuelve en intriga y suspense al calor de un gran puñado de autores.

Con la primera parte del festival ya completa, su director Jordi Llobregat encara ilusionado lo que queda por venir. El primer fin de semana ha sido «muy exitoso», resume su responsable a la vez que destaca citas que han completado su aforo y desbordado las previsiones de público como la obra de teatro infantil ‘Leonardo y el enigma de las matemáticas’ que llenó la Sala Russafa el domingo por la mañana y de la que se muestra orgulloso: «la gente se ha ido muy satisfecha».

La Sala Russafa es uno de los espacios que se tiñen de nuevo de negro en esta edición. Pero, al multiplicar actividades por tres (este año hay hasta 46 citas), se suman también más espacios como el MuVim, donde se puede ver hasta dentro de dos meses ‘Carrers negres’, Fnac, la librería centrada en ilustración Gohtam Comics, Casa del Libro, la Librería Ramon Llull, Cosecha Roja y las bibliotecas públicas de las calles Hospital, Poeta Al-Russafí, Reus, Alcalde Gisbert Rico y Domingo Gómez. A ello se le suma la gran importancia de la red, donde se ha podido dar rienda suelta a los certámenes arternativos #60ennegro, de miniclips de menos de un minuto y que conocerá su ganador este jueves, y #140tirs, de microrrelatos en Twitter.


‘Moral’, de Nicolás Losilla, uno de los miniclips de menos de un minuto finalistas del certamen paralelo #60ennegro

Por triplicado

Valencia Negra ha ganado en espacio y, tal y como reconoce Llobregat, en visibilidad y en madurez. «Damos un salto de calidad con respecto al año anterior», advierte y explica cómo pasar de un festival recién nacido a uno que «casi se ha triplicado» es complejo pero apasionante. «Es un salto cuantitativo y cualitativo importante», destaca, «lo que nos ha permitido traer también a un número mayor de autores».

El novelista griego Petros Markaris estrenará esta tarde la presencia internacional en el festival con una charla sobre su ‘Trilogía de crisis’ helena

Si la pasada semana se pudo escuchar a autores de la talla de Alicia G. Bartlet o Lorenzo Silva, la atención en la segunda parte del festival recae en una de las grandes apuestas de esta edición: el novelista griego Petros Markaris, que participa esta tarde en una charla sobre la ficción en medio de la crisis económica. El creador del comisario Jaritos, uno de los personajes de ficción más conocidos del país heleno y protagonista de casi una decena de novelas, participará en un acto organizado en conjunto entre el festival y Aministía Internacional, como primera fase de una colaboración que se extenderá en el tiempo, según explica el director del certamen. «El hecho de que venga Markaris es un antes y un después porque supone la internacionalización del festival. Teníamos prevista realizarla más tarde, pero se presentó la oportunidad y había que aprovecharla. Ahora nos vemos obligados a abrir la parte internacional del festival y continuar trayendo a autores muy potentes», avanza.

El autor griego Petros Markaris es uno de los platos fuertes del certamen. Foto: Dr. Jost Hindersmann.

El autor griego Petros Markaris es uno de los platos fuertes del certamen. Foto: Dr. Jost Hindersmann.

Lo bueno que está por venir

Llobregat marca en rojo dos cuestiones para quienes no se quieran perder lo bueno que está por venir en esta segunda parte de Valencia Negra. La primera, el ciclo de cine que comenzó anoche en la Sala Russafa con la proyección de la película ‘Lady Killer’ de 1933, nunca antes estrenada en nuestro país, igual que las otras tres películas que conforman el cartel, ‘L’etranguleur’ (1970), ‘Owning Mahoney’ (2003 y que servirá como pequeño homenaje póstumo a la figura de su protagonista, el actor Philip Seymour Hoffman) y ‘La ragazza in vetrina’ (1960). Cine negro en estado puro, que se completa con la emisión del mediometraje ‘El hermano’ en colaboración con el festival La Cabina. A ello hay que unir la presencia del director Enrique Urbizu (‘La caja 13’, ‘No habrá paz para los malditos’), que participará en una jornada que une los inseparables cine y novela negra.

Tampoco hay que perderse en palabras de su director, las mesas redondas en la que se presentará un buen puñado de nuevos autores con un nivel de calidad «muy potente». Autores como Jerónimo Tristante, Juan Ramón Biedma, Víctor del Árbol, Vicente Marco, Alexis Ravelo, Carlos Salem, Rosa Ribas o Carlos Zanón, entre otros. Todos ellos estarán presentes, además, en el acto que cerrará el ciclo el próximo domingo en la librería Cosecha Roja. Con vino y jamón como grandes acompañantes, todos los autores presentes en Valencia Negra estarán disponibles para charlar con los asistentes y firmar ejemplares de sus novelas.