«La moda es una frivolidad necesaria»



Estela y Francis son dos hermanas, arquitecta e ingeniera, que no son unas bloggers cualquiera. Hacen que el oficio se dignifique gracias a un blog que huele a vintage y a retro. Su nombre, Vintageterapia, lo deja claro desde el comienzo

«La moda es una frivolidad necesaria»

Adoran la moda. Les sedujo desde que eran pequeñas. Su madre era modista y crecieron entre telas. Ahora trasladan ese espíritu a cada entrada de Vintageterapia, donde apuestan por la calidad de contenidos, la profundidad en el mundo de la moda y su cultura, la colometría, y la combinación de gamas y matices. Muestran, a través de ese cajón de sastre llamado blogesfera, posts sobre moda vintage usando como excusa sus viajes por lugares como la India, Londres o París, y prendas, complementos y objetos de verdaderas coleccionistas.

Vuestra madre modista, pero vosotras arquitecta e ingeniera. ¿Cómo os viene a dos hermanas el gusanillo de crear un blog de moda?

Realmente, jamás tuvimos la intención de crear un blog de moda. Seguíamos algunos particularmente interesantes para nosotras, relacionados sobre todo con el mundo del diseño en todas sus facetas y la fotografía artística. Y, de repente, un día, y a raíz de una mudanza, fuimos conscientes de la cantidad de prendas que guardábamos en nuestros armarios, con orígenes y características únicas y particulares. Así, como un experimento y a modo de inventario, salieron las primeras instantáneas y el público las conoció. Acompañarlas con breves textos no fue difícil porque nuestra madre nos transmitió de una forma natural los nombres de los tejidos, los cortes y las hechuras.

La sociedad piensa que la moda es vestirse y no tiene nada que ver con la historia o la cultura. ¿Qué es para vosotras la moda?

Una frivolidad necesaria.

¿Por qué un blog especializado en la esencia vintage y retro?

Porque la mayor parte de nuestras prendas son retro, y cada una de ellas guarda una historia, un recuerdo, un viaje, una vida. Son únicas porque es muy difícil encontrar dos iguales, y en esa exclusividad reside su encanto.

En cada post le dais un toque personal y único con contenidos de calidad. ¿Ese es vuestro sello de identidad?

Es nuestro sello, no cabe duda. La forma de crear nuestros contenidos es la única que conocemos. Huimos de la uniformidad y la monotonía y nuestras inspiraciones vienen de la simple observación de cualquier escenario. A veces buscamos el surrealismo y la contraposición, que también nos apasionan. Somos muy críticas con nosotras mismas y no siempre pensamos que el resultado tenga calidad, pero seguiremos experimentando para, al menos, sorprender.

Tenéis nociones de escaparatismo, interiorismo, escenografía e incluso de ‘personal shopper’… Conocimientos y estudios que hacen que complementéis la moda con estas artes y disciplinas.

La mayor parte de nuestra actividad profesional la dedicamos al estudio de arquitectura, desarrollando proyectos de construcción, rehabilitación, interiorismo y escenografía. Todas estas disciplinas inspiran y están muy relacionadas con la moda, en la que el mecanismo fundamental es la inquietud mental y la creatividad. La moda, como la arquitectura, debe cimentarse en los tres pilares vitrubianos básicos: ‘utilitas’, ‘venustas’, ‘firmitas’. Útil, bella y bien ejecutada.

Vintageterapia se centra en la estética retro y vintage. Foto: Laura Arroyo.

Vintageterapia se centra en la estética retro y vintage. Foto: Laura Arroyo.

Se podría decir que sois coleccionistas de objetos y diseños de todo el mundo. ¿Cuál sería vuestra prenda o complemento preferido de esos innumerables viajes?

Un par de botas de ‘cow boy’ que encontramos en una pequeña tienda de Nashville (Tennesee, Estados Unidos), una chaqueta de piel que rescatamos de un mercadillo de Amberes (Bélgica), y una falda folclórica de Jaipur (India), colorista y artesanal.

¿Qué papel juegan hoy los blogs especializados como el vuestro cuando la moda está globalizada y es homogénea en tendencias?

Quizás ninguno, porque la tendencia es seguir las tendencias. Siempre hemos tenido vocación por ser la nota discordante, y nos conformamos con ser un estímulo visual para nuestros seguidores y la chispa adecuada para despertar su espíritu diferencial.

¿Pensáis que el fenómeno ‘egobloggers’ será algo pasajero o invadirá, aún más, las revistas de moda e internet?

Respetamos este fenómeno, pero simplemente no es nuestra filosofía creativa. Partiendo del hecho consustancial al medio, en internet todo es excesivo y pasajero a la vez. A nosotras nos gustaría aspirar a la continuidad dándole importancia a la ropa, el escenario y la composición artística, más que a un simple rostro bonito, que quizá pertenezca más bien al mundo de las modelos profesionales.

¿Cuánto trabajo conlleva crear un blog de calidad?

Hay mucho trabajo detrás de un blog. Pero, sinceramente, no disponemos de mucho tiempo para el blog debido a nuestra actividad profesional en el campo de la Arquitectura. Sorprendentemente, las creaciones más impactantes surgen a veces de la improvisación y el estrés más absoluto, aunque es cierto que la mente no tiene horario laboral.

¿Qué pensáis cuando se frivoliza con los blogs de moda?

La frivolización a veces puede hasta justificarse, porque el exceso de blogs hace que se haya perdido la calidad y el espíritu con que nacieron los pioneros. El concepto “una persona, un blog” ha invadido el terreno de los profesionales, y en ocasiones es demasiado evidente que la ignorancia es atrevida.

¿Qué planes futuros tenéis para vuestro blog?

Por nuestro propio espíritu viajero, nuestra mayor ilusión es la internacionalización. Nos encantaría también llegar a colaborar con alguna publicación especializada periódica.

¿Qué consejos daríais para hacer un blog sobre moda de calidad?

Abstraerse de la blogosfera, bucear en la propia creatividad, ser humilde e investigar sobre lo que se escribe.