Aprendiendo a vivir junto a Behçet

«Imagina que un buen día descubres que las defensas de tu propio cuerpo están dedicándose a atacar tus vasos sanguíneos desde dentro». En pocas palabras Mario acaba de describir la Enfermedad de Behçet. Es el indeseable compañero con el que convive desde hace diez años y no le abandonará durante el resto de su vida.